México restituyó niveles arancelarios que había bajado el 31 de enero en los sectores textil, del vestido y calzado, con lo que contuvo la última etapa de una baja arancelaria unilateral iniciada en el 2009.

Desde el pasado 1 de febrero, México redujo el arancel de Nación Más Favorecida (NMF) para productos “sensibles” del sector textil y del vestido de 25 a 20%, en tanto que otros aranceles del sector calzado fueron disminuidos desde un intervalo de 30 y 25% hasta 20 por ciento.

Pero esta baja arancelaria la revirtió a través de dos decretos publicados este miércoles en el Diario Oficial de la Federación (DOF) por la Secretaría de Economía.

Aunado a que se continúan implementando estrategias que permitan mejorar la competitividad de los sectores del país, el gobierno federal adujo en el DOF que resulta “urgente y necesario” elevar los aranceles a 66 fracciones arancelarias correspondientes a los sectores textil y confección por un periodo de 180 días, a fin de generar el espacio necesario para que la industria nacional tenga la capacidad de enfrentar los retos derivados de la reducción arancelaria.

Añadió que se contemplaba 171 fracciones arancelarias sujetas al esquema de reducción arancelaria. Sin embargo, conforme a la reforma del 5 de octubre del 2017, se crearon 98 fracciones arancelarias y se suprimieron 38 de las contempladas en dicho artículo, por lo que sólo 133 fracciones arancelarias se encuentran vigentes.

Por otra parte, la Secretaría de Economía modificó los aranceles a 34 fracciones arancelarias correspondientes al sector calzado para incrementarlos por un periodo de 180 días, lo cual incluye también la modificación a la descripción de seis de ellas.

Originalmente, en el marco de su plan de promoción de la competitividad de la economía, el gobierno mexicano aplicó desde el 2009 un programa gradual de reducción y simplificación arancelaria, encaminado a reducir los costos administrativos y de explotación de las empresas mediante el acceso a los insumos a precios competitivos.

Fue así que entre el 2008 y el 2012, México redujo unilateralmente el arancel NMF medio sobre los productos industriales de 10.4 a 4.3 por ciento. En consecuencia, adujo en aquel entonces, se aminoraría la dispersión arancelaria y las incongruencias. El objetivo era que 63% de las líneas arancelarias estuviera libre de derechos en el 2013.

La última etapa de desgravación arancelaria ha sido detenida en los últimos años para los sectores textil, de vestido y de calzado.

[email protected]