De las exportaciones totales de Nuevo México, Arizona, Texas y California, 44.6, 40.6, 37.6 y 16.2%, respectivamente, tienen como destino la República Mexicana, por lo que deben ser los principales interesados en mantener relaciones comerciales sanas con México.

Durante el 2015, Estados Unidos remitió a México bienes por un valor de 229,000 millones de dólares, de los cuales 132,200 millones de dólares fueron aportados por los estados fronterizos, de acuerdo con información de la Oficina del Censo de los Estados Unidos. Tan sólo el estado de Texas participó con más de 41% del valor total exportado.

De esta forma, tres de los cuatro estados fronterizos se enlistan entre los cinco que mayor valor exportaron a México: Texas, California y Arizona. Los otros dos estados del listado son Michigan e Illinois, que exportan al vecino del sur 11,000 y 9,000 millones de dólares, respectivamente.

Así, Nuevo México, Arizona, Texas y California son los únicos cuatro estados de la Unión Americana cuyo primer socio comercial es México.

Para nuestro país, las exportaciones con destino a Estados Unidos representan más de 80% de las totales. Por otra parte, las exportaciones de los Estados Unidos a México representan menos de 16% de sus exportaciones totales.

Si bien para Estados Unidos en su conjunto la relación comercial con México no es más relevante que la que mantiene con algún otro socio, la historia es distinta para los estados que comparten frontera en el sur del país, puesto que de sus exportaciones totales, aquellas que tienen como destino México representan 30 por ciento.

Durante el 2015, Texas fue el estado fronterizo con mayor valor de exportación hacia México, seguido de California, Arizona y Nuevo México, al remitir: 94,500, 26,800, 9,200 y 1,600 millones de dólares, respectivamente. Conjuntamente, las exportaciones de los estados colindantes a México representan 57% de las exportaciones totales del país con ese destino.

En el mismo año, el estado que mayor valor importó de México fue Texas, seguido por California, Arizona y Nuevo México, al registrar 83,400, 45,000, 7,600 millones de dólares y 600,000 dólares, respectivamente. Por lo anterior, el único estado fronterizo deficitario en su balanza comercial con México fue California: con un déficit de 18,200 millones de dólares. Mientras tanto, Texas, Arizona y Nuevo México mostraron un superávit comercial de 11,000, 1,500 y 1,000 millones de dólares, respectivamente.

Los estados de Texas y California son los más relevantes para la economía de Estados Unidos en su conjunto, representando más de 21% del PIB total, y la actividad que despliegan depende en buena medida del comercio con México, pues 37.6 y 16.2% de sus exportaciones se dirigen a dicho país.

Por otra parte, una economía menor como la de Nuevo México aporta poco más de 0.5% del PIB norteamericano; no obstante, para la economía local la relación comercial con México es fundamental, puesto que 44.6% de sus exportaciones se dirigen a dicho país.

Representan 18.2% del total

Cómputo y electrónicos, los que más exporta Estados Unidos

De acuerdo con la Oficina del Censo de Estados Unidos, en términos de valor exportado, los sectores que más contribuyen al valor de las exportaciones totales son productos de cómputo y electrónicos, equipo de transporte, químicos, maquinaria y equipo eléctrico, que en el 2015 aportaron 18.2, 14.2, 9.6, 8.4 y 7% del total, respectivamente. Es decir, los cinco sectores más involucrados en el comercio con México aportaron 57.5% de las exportaciones totales.

Desde la perspectiva de las importaciones se vive un escenario más acentuado, pues los cinco sectores más dominantes aportaron en el 2015, 71.6% de las importaciones totales, siendo estos los sectores de equipo de transporte, productos de cómputo y electrónicos, equipo eléctrico, maquinaria, etcétera.

El hecho de que cuatro de los sectores más dinámicos en la exportación coinciden en las cinco actividades más representativas en la importación refleja la estrecha integración que existe entre estos sectores de actividad económica en ambos países. Por lo que una eventual ruptura de relaciones comerciales parece poco probable y en extremo costosa para ambos países.

En la economía norteamericana hay actividades que dependen ampliamente de la relación comercial con México, tal es el caso de las industrias textil, de plástico y hule, equipo eléctrico, manufacturas metálicas y minería, puesto que del valor de las exportaciones de cada sector enviadas al exterior en el 2015, aquellas destinadas a México representan 37.2, 32.2, 27.5, 22.7 y 21.5%, respectivamente.

[email protected]