Más de 30 aerolíneas en el mundo han dejado de usar el nuevo modelo de aviones de la compañía estadounidense Boeing, el 737 MAX 8, que es su principal producto de exportación y el máximo generador de negocio, y varios países han cerrado sus espacios aéreos a este modelo.

Cada vez más aislado, Estados Unidos sufrió una gran presión para unirse a la prohibición por parte de muchos países, tras la tragedia de uno de estos modelos operado por la Ethiopian Airlines.

El cielo mundial se fue cerrando progresivamente para los aviones 737 MAX tras dos accidentes mortales en menos de seis meses. Sin embargo Estados Unidos mantiene por ahora su confianza en la empresa local Boeing.

La Administración Federal de la Aviación (FAA) anunció este martes 12 de marzo que no hay motivos para impedir operar en el país a los Boeing 737 MAX 8.

"Hasta ahora, nuestro análisis no muestra problemas de funcionamiento sistémico y no da ninguna base para ordenar la inmovilización de esta aeronave. Tampoco otras autoridades de aviación civil nos han proporcionado datos que justifiquen esta acción", dijo en un comunicado el jefe de la FAA, Daniel Elwell.

Tras las prohibiciones en Francia, Reino Unido, Alemania, Irlanda, Austria y Holanda, la Agencia europea de seguridad aérea (EASA) decidió suspender todos los vuelos de los aparatos MAX 8 y MAX 9 que salgan, lleguen o viajen al interior de la Unión Europea (UE), cualquiera que sea el origen de los operadores, europeos o de terceros países.

Estas decisiones, que se suman a las de muchas compañías aéreas de no operar con este modelo hasta nueva orden, muestran una desconfianza inédita en la historia de la aviación civil, pero sin sembrar el caos en el tráfico aéreo mundial.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habló el martes con el presidente de Boeing, Dennis Muilenburg, sobre la crisis que atraviesa la compañía, dijo a la AFP una fuente de la industria.

Más temprano, Trump había expresado en su cuenta de la red Twitter que lamentaba la complejidad de los aviones modernos.

"No hay necesidad de pilotos, sino de científicos informáticos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT)", bromeó.

Un 737 MAX 8 de la compañía Ethiopian Airlines con destino Nairobi (Kenia) se estrelló el domingo al sureste de Adís Abeba poco después de despegar, matando a 157 pasajeros y miembros de la tripulación. Según un testigo, Tegegn Dechasa, la parte trasera del avión "ya estaba en llamas cuando cayó".

En octubre, otro avión del mismo modelo operado por Lion Air cayó en el mar de Indonesia, matando a las 189 personas que iban a bordo, también pocos minutos después de despegar.

Impacto en la industria

En Estados Unidos, un portavoz de la FAA informó a la AFP el martes que sus expertos están "implicados en la investigación del accidente" y que tomarán "las decisiones sobre el siguiente paso en función de los elementos reunidos".

De momento, la FAA decidió permitir el vuelo a los 737 MAX, pero pidió a Boeing hacer cambios "en abril como más tarde" en el novedoso sistema de control MCAS, que se conecta automáticamente y realiza correcciones si se exceden determinados parámetros en las maniobras de cambio de altitud y rumbo.

Varios congresistas de Estados Unidos, como Mitt Romney, Elizabeth Warren y Ted Cruz, instaron a esta institución a aplicar el principio de precaución después del accidente.

En Estados Unidos muchos tripulantes y pasajeros se niegan ahora a volar en esos aviones y el sindicato de personal de cabina (APFA), representante de los asalariados de American Airlines, pidió a sus miembros no viajar en ellos si tienen temores.

Además de Europa, cerraron su espacio aéreo a los 737 MAX Omán, Malasia, Corea del Sur, Singapur, Indonesia, Mongolia, India, Australia, China y Nueva Zelanda.

Por su parte, las compañías Aerolíneas Argentinas, Gol (Brasil) y Aeroméxico, inmovilizaron sus aviones B737 MAX, al igual que Icelandair, Norwegian Air Shuttle, Ethiopian Airlines, Cayman Airways y la sudafricana Comair.

Canadá siguió la misma linea de Estados Unidos y permitirá operar a los MAX 8.

Un fabricante estratégico 

Los inversionistas sancionaron a Boeing, que se vio afectado en la bolsa por segundo día consecutivo. Las acciones del gigante aeroespacial cayeron 6.15% el martes después de ceder 5.33% en la jornada anterior.

"Creo que el impacto para la industria es importante. Tenemos un nuevo tipo de aparato que solo lleva dos años en servicio y ahora tenemos dos accidentes en circunstancias que parecen similares", dijo a la AFP Gerry Soejatman, un analista de aviación de Yakarta.

Boeing 737 MAX 8 

Los 737 MAX 8, que entraron en servicio en mayo de 2017, están entre los más vendidos de Boeing y más de 370 de ellos estaban en circulación.

Cifra que hay que contrastar con los 19,000 aviones de al menos 100 pasajeros, que según un estudio publicado por Airbus, están en servicio en el mundo.

El 737 MAX 8 es el modelo más reciente de la familia Boeing 737 (MAX 7, MAX 8, MAX 9, MAX 10), que el año pasado llegó a una facturación récord de 101 mil 100 millones de dólares y rivaliza en el mercado con el A320neo de la firma europea Airbus. 

Foto: Reuters
Foto: Reuters

Tiene una capacidad de hasta 210 plazas y una autonomía de 6,570 kilómetros. Sus medidas son:  longitud 39.5 metros, envergadura 35.9 metros, altura 2.3 metros, y una velocidad de crucero de 842 kilómetros por hora.

El primer vuelo de prueba del MAX 8 fue realizado en La Paz, Bolivia, ciudad en la que también se probó el desempeño de la nave a gran altura. Su primer vuelo comercial fue operado por la compañía Malindo Air el 22 de mayo de 2017 entre Kuala Lumpur (Malasia) y Singapur.

El Boeing 737 MAX 8, tienen un nuevo diseño aerodinámico con las puntas de las alas divididas en dos, además de un fuselaje ligeramente distinto al de sus predecesores. Tienen motores de última tecnología LEAP-1B de CFM International.

El interior fue rediseñado con compartimentos más grandes, iluminación ambiental con LED de color, y su precio de catálogo se ubica en unos 120 millones de dólares.

De acuerdo con Boeing, con sede en Chicago, Illinois, la familia 737 MAX reduce el consumo de combustible y las emisiones de dióxido de carbono, respecto a versiones anteriores.

No los dejan volar

Las compañías aéreas que anunciaron que mantendrán imovilizados los Boeing 737 MAX 8 son:

China Southern Airlines (que tiene 22 aviones de ese modelo); Norwegian Air (18,); Air China (15); TUI Fly (15); WestJet (13); Hainan Airlines (11); Shanghai Airlines (11); Turkish Airlines (11); Xiamen Airlines (10); Lion Air (10); Shandong Airlines (siete); GOL Airlines (siete); Shenzhen Airlines (seis); SilkAir (seis); Aeroméxico (seis); y Ethiopian Airlines (cuatro).

Otras aerolíneas que tomaron la misma medida son China Eastern Airlines (cuatro); Lucky Air (tres); Air Italy (tres); Icelandair (tres); Cayman Airways (dos); Eastar Jet (dos); Fuzhou Airlines (dos); Fuzhou Airlines (dos); Kunming Airlines (dos); Okay Airways (dos); Royal Air Maroc (uno); 9 Air (uno); Garuda Indonesia (uno); Comair (uno) MIAT Mongolian Airlines (uno).

Mientras que las compañías que seguirán usando el Boeing 737 MAX 8 son: 

Southwest Airlines (con 34 aviones); Air Canada (24); American Airlines (24); SpiceJet (13); FlyDubai (11); Smartwings (siete); Jet Airways (cinco); Sunwings Airlines (cuatro); Fiji Airways (dos); S7 Airlines (dos); SCAT (uno).

Las compañías que se desconoce su postura son LOT (cinco); Enter Air (dos); Mauritania Airlines (uno); Corendon Airlines (uno).

 

Con información de AFP y Notimex.