El principal reto que México enfrenta es encontrar un equilibrio para recuperar los empleos perdidos por la pandemia del Covid-19 y al mismo tiempo mantener la salud de las personas sin incrementar los contagios, dijo Tatiana Clouthier, secretaria de Economía durante la reunión anual del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

Refirió que en nuestro país se han perdido 647,000 empleos a consecuencia de la crisis sanitaria, y la tendencia continúa, en donde la mujer ha sido una de los actores más afectados por la pandemia, no sólo en materia económica, sino que ha aumentado la violencia.

Durante la ponencia “Repartiendo justicia social en la nueva economía” en el marco del Foro Económico Mundial de Davos que se realiza de forma virtual, la titular de Economía en México reconoció que “nuestro principal problema en México ahora es que perdimos 647,000 empleos y el principal problema en este momento es si las personas mantienen la salud o mantienen su empleo, el reto que enfrentamos es cómo hacer un balance entre los dos, hoy tenemos los hospitales saturados y cuál es el balance que deberíamos tener. Cómo podemos dar a las familias la facilidad de generar dinero desde casa sin contagios”.

Por ello, Tatiana Clouthier destacó los proyectos “estrella” del gobierno actual como el Tren Maya y el Inter oceánico, en el sureste del país, los cuales contribuirán al desarrollo de esta región y comunidades indígenas rezagadas.“Es importante porque muchos negocios, inversiones llegarán ahí y trataremos que los negocios que se desarrollen alrededor de esta infraestructura, tengan que hacer inversiones locales que envuelvan a las personas de las comunidades en el desarrollo y así las personas no tengan que moverse de su lugar de origen”, explicó.

La Secretaria de Economía destacó la importancia de garantizar que las mujeres de todo México tengan oportunidades de adquirir habilidades digitales, especialmente dentro del comercio electrónico.

“Cómo integrarnos y ponemos en la agenda todas estas ideas que vienen en la agenda mundial de retos actuales y aquellos que tienen ya años en la agenda. ¿Cuál va a ser nuestra prioridad?, ¿cómo se incluirá a la mujer en estos retos?, cómo se capacitará en temas de digitales en áreas que es difícil llegar y en donde las mujeres están fuera muy atrasadas en el tema digital”, cuestionó.En su participación, Peter T. Grauer, presidente de Bloomberg, alentó a los líderes empresariales a establecer el tono adecuado dentro de su organización cuando se trata de abordar todas las formas de inequidad.

Señalaron que el Covid-19 derivó muchos problemas, lo que se ha convertido en la prioridad, para que la economía funcione para la gente, no sólo es enfocarse en el crecimiento sino en la prosperidad de la población.La moderadora Caroline Casey, fundadora y directora de la fundación The Valuable 500, dijo que la pandemia incrementó la desigualdad social y las inequidades que existían desde antes de la pandemia global, “nos está aterrando lo que pueda pasar; tenemos que afrontarlo…”, instó, sobre todo cuando tenemos muchas agendas en la mesa, como son los problemas de género, la comunidad LGTBQI, inestabilidad de la economía, lo que se complica.

Carmine di Sibio, presidente global de Ernst & Young, coincidió con el titular de Bloomberg, sobre la importancia del papel empresarial en la inequidad social. “Para muchos países ha sido muy difícil esto, pues el 66% en una encuesta de 2,000 personas piensan que los ceos juegan el papel más importante en la justica social, pues están involucrándose en la equidad de género y en la comunidad LGTBQI”.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx