El exdirector financiero y la extesorera general de la Cooperativa Cruz Azul denunciaron ante la Fiscalía General de la República (FGR) la forma en la que el director de ese organismo, Guillermo Héctor Álvarez Cuevas, habría desviado más de 191 millones de pesos de esa compañía, utilizando un esquema de empresas fantasma.

De acuerdo con lo declarado por ambas personas, quienes comparecieron en calidad de imputados en el mismo caso, Álvarez Cuevas ordenó el pago de facturas de al menos 15 empresas sin que prestaran servicios a la cooperativa.

La extesorera declaró ante la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Financieros de la FGR: “existían varias autorizaciones de pago por fuertes cantidades de dinero, relacionadas con servicios no prestados, las cuales habían sido instruidas directamente por el señor Guillermo Héctor Álvarez Cuevas, mismas que no seguían el procedimiento interno”.

Dijo que entre el 2015 y el 2019 cobraron, sin dar ningún servicio a la cooperativa las siguientes empresas: Capital Humano y Financiero Ámbar, Attar2715, Aura Desarrollo Social, Servicios Profesionales BAAL, Corporativo Facundia, Hesperia Imagina, Recursos Financieros Kerala, Margen Asesores, Desarrollo Social Versany, Argema Consultores, Grupo Empresarial Alpeguso, Grupo Social Cibet, Consultoría Socialem, Viden Consultoría y Zetila.

El monto aproximado de las facturas que se pagó a esas empersas fantasma ascendió a 191 millones 768,000 pesos.

La exejecutiva de la cooperativa mostró al agente del Ministerio Público impresiones de estados de cuenta bancarios a nombre de Cooperativa Cruz Azul, de la cual habrían salido los pagos indebidos.

También, exhibió copias de 51 facturas que fueron pagadas por Álvarez Cuevas por un monto global de 180 millones de pesos.

Por su parte, el exdirector financiero relató que entre el 2014 y el 2016 se percató de que “existían diversas autorizaciones de pago por cantidades sumamente elevadas, relacionadas con supuestos servicios no prestados, los cuales habían sido directamente autorizadas por el señor Guillermo Héctor Álvarez Cuevas, mismos que no seguían los procedimientos internos”.

Refiere que el directivo había instruido desde el 2014 el pago a empresas fantasma o “de fachada” servicios que realmente no prestaron, generándose gastos inexistentes en perjuicio de la cooperativa y sus socios.

“La factura que entregaban sólo era para simular que se había prestado el servicio”.

Señaló ante el Ministerio Público que Álvarez Cuevas utilizó varias empresas de ese tipo y puso como ejemplo la denominada Recursos Financieros Kerala. En conjunto dijo que se les habrían transferido de manera irregular “la cantidad aproximada de 180 millones de pesos”.

Ambas personas se declararon no culpables de delitos relacionados con el delito de desviación de recursos de la cooperativa consignados en la carpeta de investigación y sólo admitieron que participaron en el proceso de pago irregular o indebido por las instrucciones de Álvarez Cuevas, porque así estaba en sus funciones y, en su momento, se inconformaron ante sus jefes inmediatos superiores.

Ambos exejecutivos de la compañía señalaron que Álvarez Cuevas mantiene el control de la empresa, junto con José Alfredo Álvarez Cuevas, exdirector Comercial y de Relaciones Públicas, y Víctor Manuel Garcés Rojo, exdirector jurídico, entre otros.

Los dos detallaron ampliamente el procedimiento mediante el cual se tramitaban los pagos de facturas, tanto a las empresas que sí prestaban algún servicio, como las que sólo facturaban.

Por otra parte,  la jueza séptima de Distrito en Materia Administrativa, Laura Gutiérrez, rechazó a trámite la solicitud de juicio de amparo del director de la Cooperativa Cruz Azul, Guillermo Álvarez Cuevas, con el que pretendía que se desbloquearan sus cuentas bancarias, como lo ordenó la semana pasada la Unidad de Inteligencia Financiera.

El documento no procedió a trámite, debido a que la impartidora de justicia consideró que hay diferencias notables en las firmas adjudicadas a Álvarez Cuevas en la demanda de amparo, con las que hay en documentos anexos en la misma.

[email protected]