Tras 13 meses consecutivos de presentar cifras negativas, las empresas constructoras dedicadas a obras de electricidad y telecomunicaciones recuperan el ritmo en el cuarto mes del 2018 y crecieron 7.09% en relación con el mismo mes del año anterior.

En abril del 2018, las obras de infraestructura necesaria para generar y distribuir electricidad y telecomunicaciones presentaron un valor de producción mayor en 164.9 millones de pesos que en abril del 2017; la recuperación de este sector es importante debido a que el monto obtenido por obras de este tipo representó el 7.09% del total obtenido por la construcción.

De acuerdo con datos del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), en abril del 2018 el valor de la producción total en el sector constructor registró una variación anual de 0.11%, que refleja un nivel menor de obras en el país que en abril del 2017.

En su interior, el rubro de edificación registró una variación anual de 5.54%, expresando desaceleración de la creación de vivienda, edificios industriales, comerciales y de servicios, escuelas y hospitales; el comportamiento de este tipo de obras es esencial ya que represente casi la mitad del total de obras (48.99 por ciento).

Las obras destinadas a la distribución de agua, como sistemas de agua potable, drenaje, presas y obras de riego y obras auxiliares de saneamiento, redujeron en 23.31% el valor de su producción en abril del 2018 respecto del mismo periodo del 2017.

El componente de transporte y urbanización registraron una variación anual negativa de 14.96%, expresando un menor número de obras destinadas a la urbanización y expansión de medios para trasladarse, como carreteras, caminos, puentes, obras ferroviarias e infraestructura marítima y fluvial, esta reducción impacta de manera importante al sector debido a que el valor de su producción representa casi 23% del total.

El rubro de construcción ligada al petróleo y la petroquímica registró una ligera recuperación. Las refinerías y plantas petroleras, oleoductos, gaseoductos y otras obras auxiliares aumentaron 26.22%; a pesar de que la tasa es alta la recuperación no es muy significativa, debido a que el valor de la producción en este sector representa sólo el 4.76% del total de las obras, esta situación se explica por la tasa especialmente baja que se presentó en abril del 2017.

En conjunto, las instalaciones en edificaciones, montaje de estructuras, trabajos de albañilería y acabados de edificios tuvieron una variación anual de 10.14% en abril del 2018; este tipo de trabajos de construcción es importante debido a que representa el 13.23% del valor total de la producción del sector.

ana.garcia@eleconomista.mx