Las dos empresas de servicios mayoristas que tanto Teléfonos de México como Teléfonos del Noroeste deben crear para dar cumplimiento al plan de separación funcional ordenado por el IFT, se identifican con los nombres de Telmex Última Milla (UMT) y Telnor Última Milla (UMNOR), y deberán estar constituidas a más tardar el sábado 30 de junio próximo ante las autoridades correspondientes y eventualmente ya con sus marcas comerciales definidas.

Habrá además la conformación de una tercera compañía de carácter sub-controlante identificada por ahora como “SUM”, que dependerá de Telmex Última Milla y tendrá como objetivo principal la adquisición de Telnor Última Milla o UMNOR a favor de UMT.

Las empresas seguirán siendo subsidiarias de América Móvil (AMX) y aunque Telmex y Telnor mantendrán la propiedad de las firmas mayoristas, el control de su gobierno estará sujeto a la autorización del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) sobre la conformación de los consejos de administración, a fin de garantizar una independencia operacional y por tanto dar cimiento a un ambiente más competitivo en el mercado con la aparición de estas nuevas compañías.

“Resultado del análisis de los elementos expuestos por Telmex/Telnor, se observa que la alternativa de estructura organizacional presentada está acorde con el mandato del IFT en las medidas de separación funcional (…) La creación de dos nuevas personas morales, siendo subsidiarias directa o indirectamente de Telmex, actualiza el supuesto de que estarán bajo el control del AEP -AMX-, lo que facilitará el traspaso de recursos, toda vez que serán Telmex y Telnor quienes aporten los recursos materiales y humanos que requieren las nuevas empresas para su operación. Es así que se determina procedente la creación de dos nuevas personas morales como subsidiarias directa e indirectamente de Telmex”, dice la resolución P/IFT/270218/130.

Con la re-organización de Telmex habrá un brazo integrado por Controladora de Servicios de Comunicaciones TMX S.A. de C.V. e Integración de Servicios TMX S.A. de C.V. que controlará a Teléfonos del Noroeste S.A. de C.V. (Telnor) y ésta, a su vez, a Telnor Última Milla (UMNOR), mientras que en otro brazo Telmex creará a Telmex Última Milla (UMT), de la que nacerá Sub Controladora UM (SUM) y cuyo fin será comprar a UMNOR.

De acuerdo con la resolución del IFT, en su versión pública, Telmex-Telnor tendrán hasta el año 2020 para poner en operación a UMT y MNOR, pero la disociación y asociación de las marcas comerciales, una vez que sean oficiales y con las que el resto de la industria y los consumidores finales las identificarán, llevará más tiempo; hasta el año 2022, en tanto se consolidan en el mercado las marcas propias de las nuevas compañías.

El regulador estableció en su resolutivo que las empresas mayoristas serán las dueñas de las marcas y no Telmex/Telnor, pero que sí podrán utilizar ciertos signos que las vinculen a las marcas de Telmex o Telnor, sin caer en la confusión y con el fin de generar confianza entre los usuarios.

El tiempo de asociación de las mayoristas con las matrices no deberá “prolongarse” más allá de lo establecido, debido a que se correría el riesgo de caer en un escenario anticompetitivo por el hecho de que los consumidores asociarían esas empresas siempre a Telmex y Telnor, aun cuando terceros estuvieran prestándoles ya un servicio final.

“No obstante, se reconoce el beneficio inicial que puede conllevar la asociación de marcas, por lo que se determina procedente otorgar la posibilidad de que Telmex/Telnor opten por un esquema de asociación y disociación de marcas por un periodo determinado. Para dicho esquema se considerarán dos cambios de marca: el primero, para pasar de la marca Telmex/Telnor a la marca de las mayoristas, pero asociada con la de Telmex/Telnor; y el segundo, para pasar de las marcas asociadas a las marcas definitivas (…) Se considera razonable determinar que el periodo de asociación y disociación de marcas no exceda de cuatro años, incluido el periodo de transición, contados a partir de lo entrada en vigor del presente acuerdo”.

Diferencias entre IFT y Telmex/Telnor por los pasivos laborales

Respecto a los temas laborales, el Instituto Federal de Telecomunicaciones escribió en su resolutivo que Telmex planteó sus intenciones de traspasar a las nuevas entidades parte de los pasivos laborales, entre ellos un porcentaje, por ahora reservado, de los jubilados de Telmex, por lo que las nuevas empresas mayoristas nacerían con cargas financieras por este concepto. El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana cifra en 14,000 los trabajadores en activo de la planta exterior a los que Telmex enviará a su mayorista UMT.

El IFT se declaró como imposibilitado para realizar un análisis de los impactos financieros para las mayoristas de Telmex/Telnor acerca de los pasivos laborales, en tanto no se haya concretado el plan de separación funcional y endosó a las empresas proponentes los impactos de este tema en particular:

“Al no apegarse la presentación del información a las normas contable-financieras, no es factible para este Instituto realizar un análisis sobre la viabilidad financiera de las empresas mayoristas, lo que es de la exclusiva responsabilidad de Agente Económico Preponderante, al ser éste, quien asigna los pasivos y activos”.

“La propuesta para la asignación de personal a las mayoristas consiste en un criterio general sobre si el perfil del personal se asocia a los Servicios de Acceso. Lo aplicación de este criterio se ve reflejada en distintos rubros contables asociados al costo laboral, como sueldos, pensiones, IMSS, Infonavit… La aplicación de este criterio genera que los costos tengan una proporción no razonable respecto de los ingresos que se estiman para las mayoristas… Es así que se considera que la propuesta de asignación de personal generaría un sobrecosto no justificado por las proponentes, dijo el IFT en la página 289 de su resolutivo.

Ahora mismo corre el periodo de 20 días hábiles para que UMT y UMNOR someta a la aprobación del IFT los documentos que contienen sus estatutos constitutivos, mientras que el plazo para la presentación de los estatutos sociales finales vencerá en el cuarto trimestre del 2019.

Al final del tercer trimestre del 2018 deberán estar presentados en el IFT y para su aprobación, los códigos de actuación de las empresas mayoristas, también su plan de productividad y sus códigos de ética. Para el último día de 2018, las Telmex y Telnor deberán haber presentado una separación contable de las mayoristas con base en una metodología definida por el regulador y definido ya la constitución de los consejos de administración de UMT y UMNOR.

La transferencia del personal sindicalizado de Telmex y Telnor se concretará en el primer trimestre del 2019