La emisora KXOS-FM 93.9 MHz de Los Ángeles reportó utilidades solamente en una ocasión durante toda la década en que fue operada por Grupo Radio Centro (GRC), tras comprarla al radiodifusor estadounidense Emmis Communications; primero, a través de un acuerdo de operación de señal firmado en abril de 2009, a cambio de una contraprestación anual de siete millones de dólares y después, en agosto de 2012, con la compra efectiva de la estación por 85.5 millones de dólares; para transmitir música mexicana y programación hablada en español.

KXOS-FM —ahora propiedad del grupo Meruelo Media y con transmisiones de contenido reggaetón bajo el nombre de “Cali 93.9”—, reportó 24.8 millones de pesos como utilidad neta en el ejercicio de 2017 para GRC, el único año en que “Radio Centro 93.9” llevó ganancias a sus dueños mexicanos, en una década en que Grupo Radio Centro enfrentó un encarecimiento del dólar que complicó el envío de divisas para el fortalecimiento de la filial californiana; que se sumó además al magro crecimiento de la economía de México que entonces provocó que clientes históricos del ramo de los autoservicios, entre otros, redujeran sus compras de tiempo aire a la compañía en varias ocasiones.

Al mismo tiempo, Grupo Radio Centro también tuvo que pensar en el refrendo de las concesiones de sus estaciones en la Ciudad de México, lanzarse a la aventura de volver al negocio de la televisión, cincuenta años después, y encarar la competencia de otras estaciones hispanas con cobertura en Los Ángeles, pertenecientes a radiodifusores con músculo financiero para construir atractivas cadenas de habla hispana por todo Estados Unidos, pero con origen o destino para el público angelino.

Todas esas condiciones contribuyeron a que cinco años después de estar bajo el control de Grupo Radio Centro, la estación reportara un rating del 0.8% de la audiencia total y consiguiera únicamente el 1.4% de la audiencia de habla castellana en el área metropolitana de Los Ángeles, un dato minúsculo para un radiodifusor acostumbrado a liderar los ratings, pues, descontando las asimetrías de los distintos mercados radiofónicos, en el mismo tiempo GRC tenía en México a la estación más escuchada de todo el país, “La Z”, con el 16.5%  de la audiencia total de la CDMX y sin contar las repetidoras de esa frecuencia en el interior de la República. Esa cuota de audiencia, incluso, llevó al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) a sospechar en dos ocasiones si La Z podría o no influir con sus actividades comerciales en la radio capitalina.

En 2014, la KXOS-FM ocupó el sitio 34 de entre las 86 emisoras AM/FM más escuchadas que llegaban entonces con su señal a Los Ángeles, uno de sus mejores años en cuanto a audiencias y escrito por GRC en uno de sus reportes enviados a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

 

Pero mientras Radio Centro 93.9 FM reportaba esa posición a su controladora, GRC inyectaba recursos para llevar a la estación más adelante entre los distintos públicos de Los Ángeles y expresaba un pesar sobre cuándo la KXOS sería rentable para la empresa en México:

“Aunque el flujo de efectivo proveniente de sus operaciones históricamente ha sido suficiente para cubrir las necesidades del capital de trabajo, la compra de los activos de la KXOS-FM ha acrecentado las necesidades de capital de trabajo de la compañía (…) No podemos predecir si, o cuándo, nuestras operaciones en Estados Unidos serán rentables”, escribió el grupo a sus inversionistas en más de un informe.

La estación cerró el ejercicio de 2009 con una pérdida neta de 107.3 millones de pesos; 106.8 millones de pesos en 2010; 101.4 millones de pesos en 2011; 103.1 millones de pesos en 2012; 233.4 millones de pesos en 2013; un pasivo de 149.6 millones de pesos en 2014; 28.6 millones de pesos como pérdida en 2015; 128.6 millones de pesos en 2016 y 78.6 millones de pesos como pérdida al cierre del 2018.

Cuando la señal fue traspasada en los últimos días de mayo de 2019 al grupo Meruelo Media, por 35 millones de dólares, monto no confirmado aún en la BMV por GRC, la KXOS-FM dejó todavía una pérdida de 40 millones de pesos que Grupo Radio Centro incluyó en su reporte financiero del segundo trimestre de este año.

Para el cierre de junio, KXOS-FM 93.9 MHz había entrado en un periodo de caída libre en lo que toca a su captación de ingresos y había profundizado sus pérdidas, con repercusión para el estado general GRC: sus ingresos habían caído 51.02%  comparados con el mismo periodo de 2018 y sus pérdidas financieras se habían acrecentado en 112.39%, comparándolas con la misma cifra del año pasado, según el más reciente informe de la compañía a la BMV.

Esa información también fue una manera con la que GRC explicó a sus inversionistas que la venta de la 93.9 de Los Ángeles a otro grupo obedeció a un desprendimiento de activos no estratégicos, pues si bien los ingresos de Grupo Radio Centro cayeron 24.1% en el segundo trimestre y 18.0%  entre enero y junio de 2019 por esta transferencia de activos, sus gastos de transmisión también descendieron 14.9%  entre abril y junio y 10.3%  en el primer semestre, y, además, la venta de la KXOS-FM permitió que la compañía redujera en junio su pérdida neta interanual a 30.24 millones de pesos, desde los 99.13 millones de pesos de un año antes.