Monterrey, NL. Inspectores de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) han retenido desde hace más de un mes un cargamento con 5.5 millones de litros de gasolina importada, en Ciudad Juárez, Chihuahua, propiedad de Biocombustibles Internacionales, (filial de la regiomontana Grupo Energéticos), por un valor de 100 millones de pesos, informó la empresa.

Biocombustibles Internacionales, ha sido afectada al no poder suministrar el combustible a sus clientes en la zona norte, a pesar de demostrar con documentos la procedencia lícita de una importación de combustible desde Estados Unidos, que se realizó a través de Valero Marketing and Supply de México, empresa con permiso vigente de importación.

El 31 de agosto pasado, en una inspección extraordinaria realizada por Jorge Garduño Contreras y René Maximiliano Alcalá Villafuente, inspectores de la CRE, determinaron clausurar la instalación ferroviaria a donde llegó el cargamento de combustible a través de carrotanques, pues está en trámite la entrega de la Manifestación de Impacto Ambiental que requiere la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA).

“Lamentablemente, no contábamos en ese momento con la Manifestación de Impacto Ambiental, la cual está en trámite y detenida por la pandemia, y por este motivo se nos clausuró la instalación, perjudicando a terceros, es decir, a Biocombustibles Internacionales, que tenían en nuestra planta los carrotanques con combustible importado de manera legal”, explicó Santos Arteaga Rubio, gerente de la terminal Agroindustrial Liderlac, ubicada en Ciudad Juárez.

El representante de Biocombustibles Internacionales, Rubén Carrizales, quien estuvo en la visita y proporcionó a los inspectores de la ASEA y de la CRE todos los pedimentos de importación por parte de Valero, las facturas de la compra del combustible por parte de Biocombustibles Internacionales y la documentación que acredite el origen lícito y trazabilidad del producto.

Sin embargo, los inspectores de la CRE lo omitieron en las actas, y exigieron la presencia del representante legal de quien transportaría el combustible, TransEnergéticos, (también filial de Grupo Energéticos), pese a que se les exhibió en documentos y en las facturas que el cargamento era propiedad de Biocombustibles Internacionales.

Los inspectores realizaron la clausura temporal aduciendo también que, al mantener el petrolífero en carrotanques y toda vez que no cuenta con la autorización para el almacenamiento de petrolíferos, resultaba procedente la medida.

Las actividades de trasvase no se encuentran definidas como actividades que requieran un permiso de la CRE y se asumen como una actividad inherente al transporte y distribución de petrolíferos.

Arteaga Rubio, de Agroindustrial Liderlac, enfatizó que ellos no reciben combustible de importación sin que esté debidamente documentada la operación, y cuente con los pedimentos por parte del importador y otros requisitos como el origen del país de procedencia, y la factura que ampara la adquisición del producto.

Para solicitar la suspensión provisional de la medida cautelar, Biocombustibles Internacionales promovió un amparo ante el Juzgado de Distrito en el Estado de Chihuahua, el pasado 22 de septiembre, con número de expediente 674/2021, el cual fue negado.