El próximo 1 de julio entrará en vigor la nueva Política Mínima de Almacenamiento de Petrolíferos que obliga a los comercializadores y distribuidores de gasolinas diésel y turbosina en el país a tener un inventario mínimo de sus productos, lo que ha generado incertidumbre en el sector gasolinero ante la concentración de infraestructura de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la falta de lineamientos de operación de estas medidas.

La Política, a la que esta administración redujo sus metas en dos terceras partes al considerar que la imposibilidad de su cumplimiento, establece que el sector gasolinero en su totalidad deberá tener cinco días de almacenamiento para el caso de gasolina y diésel y tres para turbosina, además de 1.5 días para turbosina almacenados en los aeropuertos y aeródromos y 1.5 días adicionales como promedio mensual, ubicados en cualquier otra terminal de almacenamiento en territorio nacional.

Para calcular los niveles de inventario mínimo se debe de considerar un promedio diario de ventas desde noviembre de 2019 a mayo de este año, según detalló la a Secretaría de Energía en el documento explicativo para el sector que publicó este fin de semana. Ahí especificó que los sujetos obligados con la política son los titulares de permisos de comercialización, así como titulares de permisos de distribución, de gasolina, diésel o turbosina.

“La fecha de inicio es el primero de julio del 2020 y no existe ningún caso de excepción o prórroga para su cumplimiento”, aseguró el organismo.

Además, detalló que el uso de los tanques destinados al almacenamiento de petrolíferos que se desarrolla como parte de la actividad regulada de distribución, no puede ser considerada para acreditar el cumplimiento de los inventarios de almacenamiento mínimo de petrolíferos, establecidos en la política, tal como se estableció en el acuerdo A/056/2016 emitido por la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Los gasolineros del país han manifestado que existe incertidumbre ante el cumplimiento de estas metas porque la Comisión Reguladora de Energía no ha emitido los lineamientos para la operación de jugadores distintos a Petróleos Mexicanos (Pemex) que a su vez posee el 90% de la capacidad de almacenamiento del país.

Para la publicación de la primera versión de esta política se detalló que Petróleos Mexicanos (Pemex) cuenta con un total de 81 terminales destinadas al almacenamiento y reparto de combustibles en el país. De éstas, 17 corresponden a actividades marítimas y 64 al resguardo terrestre.

Rosanety Barrios, consultora en energía y participante del diseño de la primera propuesta de esta política de almacenamiento en la pasada administración, explicó que el gobierno no ha actualizado a la industria la capacidad disponible y por tanto los particulares no pueden hacer predicciones sobre el mercado y sus necesidades a futuro.

Además, es necesario aclarar el volumen que los distribuidores y comercializadores de combustibles al mayoreo, que a su vez tengan como clientes a estaciones de servicio, deben tener para cumplir con el suministro por cinco días en caso de alguna emergencia que impida al mercado abastecerse, dijo en un webinar para la industria gasolinera de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo).

Según los inventarios publicados en las prospectivas de petrolíferos de la Secretaría de Energía, Pemex tiene más del 90% de este almacenamiento en el país para hacer inventarios de combustibles, y con esa capacidad todo el mercado pudiera cumplir sin problemas con los cinco días que exige el regulación. Sin embargo, la estatal dio a conocer la semana pasada una serie de términos que usará como base para ofrecer el llamado servicio de tickets, un contrato donde el ofertante se compromete a tener el combustible disponible en caso de que se determine una emergencia de abasto, y donde la otra parte paga por este derecho sobre una parte de esos inventarios.

Almacenamiento sigue pendiente

• Aunque se han anunciado más de 10 proyectos con permiso para almacenar combustibles por parte de privados que celebran temporadas abiertas de arrendamiento de capacidad o firman contratos con distribuidores, Pemex cuenta hasta el día de hoy con 90% de la capacidad de almacenamiento de combustibles en el país.

• Pemex tiene un total de 81 terminales de almacenamiento y reparto en todo el país.

• 64 terminales de Pemex se ubican en tierra y otras 17 corresponden a almacenamiento marino.

• En total, la petrolera del Estado tiene una capacidad de 21.281 millones de barriles, con lo que cubriría un total en promedio nacional de 13 días de ventas.

• En las terminales terrestres, la capacidad es de 7.534 millones de barriles, que son 4.6 días de ventas.

• En las terminales marítimas, cuenta con una capacidad de 13.746 millones de barriles, correspondientes a 8.4 días de ventas.

kgarcia@eleconomista.com.mx