Durante el primer trimestre del 2018, KIA Motors México se afianzó como el quinto comercializador de vehículos ligeros en el mercado mexicano, que lo coloca entre los grandes vendedores de autos, a menos de tres años de su llegada a nuestro país.   

Se mantiene en el Top 5 de ventas en el mercado mexicano, luego de colocar 7,663 vehículos en los 31 días de marzo, al superar su propia meta de obtener el 5% de participación en México y lograr el 6.5%, derivado de la conquista de los consumidores a gracias a la calidad, diseño y desempeño de su gama parece que no tendrá fin.

De enero a marzo, la marca coreana suma 23,201 vehículos vendidos en el mercado mexicano al crecer 22.1% respecto al mismo periodo del 2017, cuando colocó 19,009 unidades. Lo que contrasta con el dato del resto de la industria nacional al caer 10 por ciento.

Las ventas de KIA en México representan la mitad de la gigante General Motors, con la apuesta superar las 100,000 unidades durante el 2018.

Con estos resultados KIA se acerca a la meta de ventas impuestas para este año, además de colocarse en el quinto puesto general.

El auto que más vendió KIA el mes pasado fue KIA Rio, orgullosamente producido en la planta de Pesquería, Nuevo León, con 2,567 unidades (1,623 en su versión sedán y 944 en hatchback), lo que representa  el 33.5% del total de ventas en marzo.

El segundo modelo con mejores ventas en el mes fue KIA Sportage, con 1,831 unidades; seguido por KIA Forte, también hecho en México, con 1,352 vehículos (1,167 en su versión sedán y 185 en hatchback); le siguen. KIA Sorento (846) y KIA Soul (726), siendo los cinco modelos mejor vendidos de la armadora coreana.

De nueva cuenta y apenas por un vehículo de diferencia, KIA Del Valle, en Ciudad de México, fue la distribuidora que más unidades vendió, con 222, mientras que KIA Satélite sumó 221. KIA Gonzalitos, en Monterrey, se ubicó en tercero, con 215 unidades, lo que refleja la igualdad en la calidad del servicio otorgado por los distribuidores KIA en el país.

abr