En una larga jornada de negociación, que incluyó el bloqueo del boulevard Puerto Aéreo como medida de presión, los más de 5,000 trabajadores de Interjet lograron, tras una reunión con autoridades de la Secretaría de Gobernación, el compromiso de la aerolínea para cubrir parte del salario que se les adeuda en “paguitos quincenales”, por lo que este viernes podrían recibir la primera quincena y seguirán gestionando el resto.

Además, se instalará una mesa intersecretarial que busque una salida al conflicto económico que vive la aerolínea, afectada principalmente por la pandemia del Covid-19 y que ayer 3 de noviembre, reinició operaciones luego de un par de días sin hacerlo por no haber pagada la turbosina que utilizaría en las siguientes 24 horas a Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA). La aerolínea expuso que se han enfrentado a un trato sin precedentes, sobre todo porque el llamado que hizo la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) a no comprar boletos afecta mucho las operaciones que buscan mantener para pagar a los trabajadores, por lo que incluso, pedirán la renuncia de su director, Ricardo Sheffield.

“Se presume que, en las condiciones actuales, Interjet no brinda certeza, equidad ni seguridad jurídica a los consumidores en su relación comercial, con medidas que garanticen la efectividad y cumplimiento de sus obligaciones. Por lo expuesto y a fin de prevenir posibles afectaciones a una colectividad de consumidores, así como a sus itinerarios, planes y compromisos personales o familiares, se informa y alerta sobre el riesgo de establecer relaciones comerciales”, refirió la procuraduría.

Aunque representantes de la aerolínea reconocen el adeudo que tiene con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), por alrededor de 4,000 millones de pesos, y que parte de sus cuentas están congeladas; buscan que ese dinero “pueda descongelarse” para que se realice el pago de salarios de los empleados de la aerolínea.

Cabe señalar que los trabajadores tienen seis meses sin cobrar su salario íntegro, ya que percibían el 50%; pero ya llevan dos meses sin recibir ningún pago, hecho que motivó el plantón afuera del corporativo de lnterjet, en las instalaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Manuel Fuentes, representante legal de los trabajadores de confianza, comentó que la reunión realizada ayer 3 de noviembre, por la tarde en Gobernación fue positiva; no obstante, no descartan la posibilidad de continuar con las manifestaciones, sobre todo si la empresa incumple nuevamente con parte los acuerdos.

Destacó que todos los trabajadores se han unido a la misma demanda, pues no sólo están los trabajadores de confianza, sino la gente sindicalizada: pilotos, sobrecargos, trabajadores de tierra, administrativos. (con información de Alejandro de la Rosa)

pilar.martinez@eleconomista.mx