Los países de América Latina muestran una tendencia creciente de subir impuestos y tarifas a la actividad aérea, en momentos en que el sector se está recuperando de la crisis por la pandemia del Covid-19 que la mantendrá en déficit en los próximos años, dijo el lunes el principal organismo comercial de la industria.

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), dijo que Argentina implementó impuestos adicionales sobre la venta de boletos, aumentó el tributo de salida internacional, al tiempo que Costa Rica planea aumentar las tarifas de seguridad aeroportuaria en el aeropuerto de San José en más del 70%.

Además, República Dominicana planea aumentar las tarifas de asistencia en tierra en poco más del 6% el próximo año y El Salvador está agregando a los tiquetes de avión una tasa de inspección agrícola, dijo el director general de IATA, Willie Walsh.

El directivo destacó que si bien la región está mostrando una recuperación en el tráfico aéreo, "estamos viendo tendencias crecientes de nuestros denominados socios para aumentar los impuestos y las tarifas", refiriéndose a las autoridades de algunos países.

"Estos (aumentos) son inaceptables en tiempos de crisis y no podemos tolerar que otros sigan sus pasos", aseguró en una presentación durante la reunión anual de aerolíneas de América Latina y el Caribe, en Bogotá. Walsh reveló que IATA proyecta una pérdida acumulada para las aerolíneas con sede en América Latina de 5,600 millones de dólares este año, las cuales se reducirían a unos 3,700 millones de dólares en 2022. "Esta crisis va más allá de todo lo que hayamos experimentado antes. La buena noticia, sin embargo, es que creo que lo peor ha pasado y podemos ver un camino hacia la normalidad".