La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) aprobó la declaración de comercialidad que el consorcio entre argentinas Hokchi Energy (Panamerican Energy) y E&P Hidrocarburos realizó sobre su campo en aguas someras, obtenido en la segunda licitación de la Ronda Uno. Con un plan de obtener el pico productivo equivalente a 1.5% de la producción actual petrolera del país y mediante inversiones de 50,000 millones de pesos para los próximos 20 años, se convirtió en el primer privado en lanzarse al desarrollo de un campo sin operaciones en México por casi 80 años.

“El contratista declara la comercialidad de los hidrocarburos existentes en el área contractual”, refirió el consorcio entre privados a la CNH. Para estos trabajos, perforará 10 pozos verticales de desarrollo y cuatro horizontales por 20 años.

Para el 2021, plantea una producción pico de 29,000 barriles diarios de crudo hasta llegar a un mínimo de 15,000 barriles diarios al 2040, aunque el contrato y la producción se pueden extender hasta el 2050. En el caso del gas, el pico de extracción llegará en el 2025 con casi 7,000 pies cúbicos diarios y descenderá hasta 4,000 pies cúbicos diarios en el 2040. En el 2022, iniciará la inyección de agua con la perforación de tres pozos más.