El director general de Grupo Herdez, Héctor Hernández Pons Torres ha sido uno de los empresarios que ha emprendido una campaña para prevenir sobre los cambios que se podrían desencadenar tras las elecciones del 1 de julio. Hernández Pons envió una carta a sus colaboradores en la cual recomienda tomar las medidas necesarias para “amortiguar un posible deterioro a su patrimonio”.

La carta asegura que la firma mexicana, líder en el sector de alimentos procesados en México,  será más cautelosa en sus inversiones “limitándonos por lo pronto, a la protección y conservación de nuestros activos”.

“En estos 104 años que tiene Grupo Herdez de existir, hemos pasado por muchas situaciones adversas y de alguna u otra forma hemos salido adelante, aunque no sin sufrir daño económico que nos limitara la posibilidad de crecer y generar más bienestar”.

Además Hernández Pons recuerda que la compañía se vio perjudicada por los gobiernos de los presidentes Luis Echeverría y José López Portillo, donde el peso tuvo sufrió varias devaluaciones, se tuvo una inflación de hasta 90%, control de cambios, precios controlados y la nacionalización de la banca.

“Muchos de ustedes no lo vivieron, pero cada vez que hay una devaluación importante, se refleja en nuestras carteras; tuya y mía, donde el dinero que tenemos vale menos en el mismo porcentaje que se devalúa. De igual forma pasa con la inflación. Aquí los precios de los bienes y servicios suben y no podemos adquirir lo que hacíamos antes con el mismo dinero”.

Hernández Pons aseguró estar preocupado por el bienestar de la compañía y por el de sus trabajadores y sus familias. “Yo les sugiero que también tomen las medidas que ustedes consideren en su economía personal para amortiguar un posible deterioro a su patrimonio", aseguró Hernández Pons.

El tono es similar al que empleó José Antonio Fernández Carbajal, presidente del Consejo de Administración de Fomento Económico Mexicano (FEMSA), quien también criticó a los gobiernos populistas de Echeverría y López Portillo y la compleja situación que vivió la economía mexicana por dichas políticas.

Otras compañías como Grupo México, Aeromexico, Grupo Bal, Finsa, FEMSA han hecho llamados para promover el voto razonable. Aunque ninguno de estos empresarios ha pronunciado abiertamente el nombre del candidato de la coalición Juntos Haremos Historia Andrés Manuel López Obrador, todos han instado a tomar acciones para evitar tomar una dirección hacia un supuesto populismo.

La firma fundada en 1914 tiene una plantilla de 9,500 trabajadores, opera 15 plantas, 22 centros de distribución, 7 buques atuneros y 471 tiendas de la marca Nutrisa.

abr