La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ha vuelto a defender este lunes la aprobación en España de la denominada "tasa Google". La ministra Nadia Calviño ha señalado que se aprobará, haya o no acuerdo en el G20.

Montero afirmó, en declaraciones a la cadena COPE recogidas por Europa Press, que el comercio de la esquina paga muchas veces más que una multinacional tecnológica que está facturando 3 millones de euros. "Lo que no hay derecho es que la fiscalidad tradicional esté pesando más en los pequeños comercios tradicionales que en estas compañías", apuntó la ministra.

En este sentido, indicó que el debate sobre las sedes fiscales de las multinacionales es uno de los "más importantes" en Europa, ya que una compañía tecnológica puede tener la mayoría de sus clientes en España pero no contribuye a la actividad económica en este país, sino donde tiene la sede fiscal, y ello hace que la fiscalidad tradicional "no encuentre acomodo" ante estas nuevas realidades.

La ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, se ha manifestado en la misma dirección y ha asegurado hoy que un Gobierno del PSOE volverá a apostar la próxima legislatura por la aprobación del impuesto a las grandes plataformas digitales conocido como "tasa Google", haya o no un acuerdo internacional en el marco europeo o de los países del G20.

La titular de Economía declaró que "es indispensable adaptar nuestro sistema fiscal a la realidad del siglo XXI" y las grandes plataformas digitales "no pagan los impuestos allí donde están generando valor añadido" con los datos, algo que sí hacen las empresas tradicionales con las que compiten.

Según informa elmundo.es, Amazon ha anunciado ya que trasladará a sus precios a partir de octubre el nuevo impuesto creado en Francia y su política será idéntica en España si se implanta. "Tras la instauración en Francia de un nuevo impuesto sobre los servicios digitales (...) nos vemos obligados a ajustar las tarifas de nuestras ventas en Amazon.fr", explicó el grupo de distribución norteamericano en un comunicado.

Formación de Gobierno

Por otro lado, Montero ha asegurado que un acuerdo de formación de Gobierno con Podemos debería conllevar una rápida presentación de Presupuestos con el objetivo de que estén en vigor el próximo enero.

La ministra de Hacienda ha considerado que, dado que PSOE y Podemos ya consensuaron un proyecto de Presupuestos para 2019 "satisfactorio" para ambos, no deberían tardar mucho en presentar unos para 2020.

"Quizás no el día 1" de enero, ha dicho la ministra, pero sí deberían estar aprobados en el primer mes del año, recuperando así "el tiempo que se está perdiendo en la conformación de Gobierno".

Montero ha insistido en que su departamento está empleado "a fondo para buscar la manera" de actualizar las entregas a cuenta de la financiación de las comunidades autónomas, que se encuentran paralizadas porque un Gobierno en funciones no puede transferirlas.

Comunidades

Ha señalado que en este momento las comunidades "pueden gastarse ese dinero" sin necesidad de hacer recortes, ya que no se trata de un problema de gasto sino de pago, por lo que el objetivo es que antes de que acabe el año se puedan abonar "esos compromisos urgentes".

Los gobiernos autonómicos han pedido la convocatoria de un Consejo de Política Fiscal y Financiera para abordar unas transferencias que se estiman en 7,000 millones de euros, un reclamo ante el que la ministra ha insistido en que lo convocará antes de que termine el año.

Por su parte, la portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, ha asegurado que la alternativa "a un gobierno de coalición que se solicita por Unidas Podemos y que fracasó tanto en su negociación como en la sesión de investidura" del pasado mes de julio "no tiene por qué ser una nueva contienda electoral".

En una entrevista en Antena3 recogida por Servimedia, Celaá explicó que el equipo de Pedro Sánchez tiene "esperanzas fundadas" en que el proyecto programático de 300 medidas que va a presentar mañana el presidente "reciba el respaldo suficiente como para poder hacer un gobierno en septiembre".

En este contexto, añadió, el citado proyecto programático "representa una amplia gama, representa la izquierda, la socialdemocracia y el centro", un centro a cuyo líder, el dirigente de Ciudadanos Albert Rivera, Celaá pidió "que se autoanalice".

En opinión de la portavoz se trata de un centro "que él abandonado, produciendo una gran frustración entre los votantes primeros de ciudadanos". "Así que es preferible que él se autoanalice, y autoanalice qué está haciendo su fuerza política, como está representando a los ciudadanos de centro, más que de empezar a hablar de un proyecto que desconoce", agregó.