México, Canadá y la Unión Europea anunciaron este jueves que aplicarán represalias contra importaciones originarias de Estados Unidos por un valor de 23,116 millones de dólares, con una cobertura de productos que va desde agroalimentos y electrodomésticos, hasta pantalones y barcos.

Las represalias de Canadá (12,800 millones de dólares) iniciarán el 1 de julio; las de México (2,756 millones de dólares) comenzarán en una fecha por definir y las de la Unión Europea (7,560 millones de dólares) se aplicarán en dos etapas, la primera el 20 de junio y la segunda el 23 de mayo del 2021.

El monto de México corresponde a sus exportaciones de acero y aluminio abarcadas por la Sección 232, según las estadísticas estadounidenses; aunque, el gobierno de México informó que podrían bordear la cantidad de 4,000 millones de dólares. Los gobiernos de México y Canadá informaron que sus medidas estarán vigentes mientras no se quiten los aranceles a sus exportaciones de acero y aluminio, de 25 y 10%, respectivamente, en las aduanas estadounidenses, tarifas que se implementan desde este viernes.

México impondrá medidas equivalentes a diversos productos como aceros planos (lámina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos), lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos, diversos quesos, entre otros, hasta por un monto equiparable al nivel de la afectación. A su vez, Canadá establecerá aranceles de entre 10 y 25% a la importación de productos estadounidenses como veleros, whisky, madera contrachapada, refrigeradores, lavadoras y herbicidas.

El comercio afectado por los impuestos a la importación de los tres países de América del Norte alcanza 31,112 millones de dólares, 2.7% del comercio bilateral de productos de Estados Unidos con sus dos vecinos.

“Tenemos que creer que en algún momento prevalecerá el sentido común”, afirmó el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, en una conferencia de prensa.

El gobierno canadiense adelantó que llevará la querella comercial a los tribunales del TLCAN y de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

“México reitera su apertura al diálogo constructivo con EE.UU., su apoyo al sistema comercial internacional y su rechazo a las medidas proteccionistas unilaterales”, indicó la Secretaría de Economía en un comunicado.

La dependencia recordó que el acero y el aluminio son insumos que contribuyen a la competitividad de varios sectores estratégicos y altamente integrados en América del Norte, como el automotriz, aeroespacial, eléctrico y electrónico, entre otros.

Proteccionismo puro y simple

Finalmente, la Unión Europea calificó como “proteccionismo puro y simple” el anuncio de Estados Unidos de imponer los aranceles sobre las importaciones de acero y aluminio.

“Estoy preocupado por esta decisión. La Unión Europea cree que estos aranceles unilaterales de Estados Unidos están injustificados. Éste es el proteccionismo, puro y simple”, dijo el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

La Unión Europea informó que prepara aranceles de represalias de entre 10 y 50% a la importación de diversos productos originarios de Estados Unidos con un valor anual de 7,560 millones de dólares. En una primera etapa se afectará a ventas por 3,340 millones de dólares a partir del 20 de junio.

En el primer listado de represalias de la Unión Europea contra mercancías de Estados Unidos están ciertas clases de maíz, arroz, alimentos a base de cereales, hortalizas, pantalones, productos de acero y barcos, entre otros.

En la segunda lista figuran arándanos, whisky, aceites esenciales, telas, calzado, máquinas y aparatos eléctricos, motocicletas, embarcaciones inflables, electrónicos, vehículos de motor, recipientes de agua, lavavajillas, lavadoras, artículos de vidrio y joyas.

“A lo largo de estas conversaciones, Estados Unidos ha intentado utilizar la amenaza de restricciones comerciales como palanca para obtener concesiones de la Unión Europea. Ésta no es la forma en que hacemos negocios, no entre socios, amigos y aliados de larga data”, cuestionó la comisaria de Comercio de la UE, Cecilia Malmström.

Peña y Trudeau acuerdan trabajo coordinado

En conversación telefónica, el presidente Enrique Peña Nieto y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, abordaron el tema de la imposición de aranceles a acero y aluminio provenientes de sus países, decidida por Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

Los mandatarios refrendaron su compromiso de trabajar coordinados en defensa de “un comercio internacional libre y basado en reglas, incluyendo la exitosa modernización del TLCAN”. A través de un comunicado de prensa, la Presidencia de la República informó que Peña Nieto hizo saber a Trudeau “las medidas compensatorias que México pondrá en marcha de manera inmediata, por un monto equiparable al nivel de la afectación”.

“Trudeau confirmó que Canadá igualmente establecerá medidas compensatorias proporcionales’’, amplió el reporte. (Rolando Ramos)

Acero y aluminio, proteccionismo disfrazado

¿Cómo se fundamentan los aranceles de EU?

• EU argumenta que protegerá su industria del acero y del aluminio por tratarse de industrias estratégicas de las que depende su seguridad nacional.

• La imposición de aranceles por motivos de seguridad nacional está normada en la Ley de Expansión Comercial de 1962 en su versión enmendada, un ordenamiento que data de la época Guerra Fría.

• Este instrumento ha sido utilizado 14 veces desde su creación, la última ves fue en el año 2001, en el que se usó en las industrias de mineral de hierro y de acero, precisamente.

¿Cómo se llegó a la aplicación de las tarifas?

• En abril del año pasado, el gobierno de Trump instruyó al Departamento de Comercio de Estados Unidos para iniciar una investigación sobre efectos en la seguridad nacional de la importación de acero y aluminio.

• Tras casi un año de investigación, en marzo pasado el Departamento de Comercio concluyó que las importaciones de acero y aluminio afectan la seguridad nacional de Estados Unidos.

• Decidió que para proteger a la industria nacional era necesario imponer de inmediato aranceles globales de 25% a la importación de acero y de 10% a la importación de aluminio.

¿Por qué no fueron afectados de inmediato México y Canadá?

• EU exentó a México y Canadá de la aplicación inmediata de los aranceles, argumentando que daría tiempo para que el tema fuera resuelto como parte de la renegociación del TLCAN.

• Otorgó dos exenciones para dos meses: abril y mayo, pero al no concretarse la renovación del TLCAN, EU optó por aplicar los aranceles desde el primer minuto del 1 de junio.

¿Cuál es el impacto de los aranceles para México y Canadá?

• Canadá es el segundo proveedor de acero de EU y México, el cuarto. El primero exportó el año pasado casi 5,200 millones de dólares en acero y participó con 18% de las importaciones estadounidenses.

• México exportó casi 2,500 millones de dólares en acero y participó con 8.6% de las importaciones estadounidenses.

• En aluminio, Canadá suministró 40.5% de las importaciones estadounidenses, con envíos por más de 7,000 millones de dólares el año pasado, mientras que México aportó apenas 1.5% con ventas por 262 millones de dólares.

¿Cómo han abordado el tema otros países?

• Con países como Brasil, Argentina y Corea del Sur, EU acordó fijar cupos a sus compras de acero y aluminio, pero otros como China, ya están pagando los aranceles desde marzo.

• Este último país llevó su inconformidad a la OMC; argumenta que los aranceles estadounidenses son simples salvaguardas comerciales.