Como parte de su estrategia de negocio, Gulf buscará abarcar 25% del mercado de gasolineras en México y operar hasta 2,000 estaciones de servicio en tres años.

La empresa estadounidense anunció su entrada al mercado mexicano de venta de gasolina, la primera compañía extranjera en hacerlo tras una histórica reforma que abrió a la iniciativa privada el sector energético luego de más de siete décadas de monopolio estatal.

NOTICIA: Pemex pone a prueba su marca en Estados Unidos

El director general de la empresa en el país, Sergio de la Vega, indicó que en este mes ofrecerán las primeras franquicias y en junio o julio próximos esperan abrir las primeras cuatro estaciones de servicio, para finalizar 2016 con unas 100 unidades.

De la Vega dijo que su pronóstico es tener unas 2,000 estaciones en los siguientes tres años. Se busca, dijo, "darle a los mexicanos una elección".

Hasta ahora, los mexicanos sólo pueden comprar el combustible en estaciones con la marca de la empresa estatal Petróleos Mexicanos, mejor conocida como Pemex. Las gasolineras operan bajo un esquema de franquicias.

Señaló que como parte de su estrategia garantizarán litros completos, además de implementar el esquema de servicios tradicional y el de autoservicio en las gasolineras.

NOTICIA: Habrá más control sobre gasolineras, advierte Pemex

"Estamos orgullosos de ser los primeros en iniciar operaciones con una nueva marca en el recién abierto mercado mexicano", afirmó en conferencia de prensa el directivo.

De la Vega resaltó que más que una empresa del sector energético, Gulf va a combinar innovadores esquemas de organización y asociación, con el respaldo de una sólida plataforma tecnológica.

Precisó que de las primeras cuatro gasolineras, una estará ubicada en la Ciudad de México y otra en Monterrey, en tanto que las dos restantes aún están en análisis.

De la Vega dijo que un estudio del mercado les señaló que los mexicanos prefieren que las estaciones operen como hasta ahora, con despachadores que sirven el combustible, aunque dijo que en algunas gasolineras incorporarán el esquema de autoservicio para que sea la propia gente quien lo haga, como ocurre en varios lugares de Estados Unidos.

La empresa tiene previsto abastecerse tanto en el mercado nacional, con refinerías de Pemex, como en el extranjero. Y en principio espera importar al menos un 50% de su gasolina de distintos lugares según la oferta y las condiciones, incluido Estados Unidos y Europa.

NOTICIA: Pemex prioriza pago de deuda a sus pequeños proveedores

Respecto al origen del combustible, dijo que traerán gasolina de California, Texas, y buscarán oportunidades del mercado europeo, además de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Agregó que también operarán un esquema de asociación que comprende elementos esenciales de las franquicias exitosas, como la regionalización, para brindar mejor atención al consumidor.

Con información de AP

erp