El mayor conglomerado bancario de Colombia, Grupo Aval, anunció que hará una emisión de bonos ordinarios en el mercado global, con la que según fuentes del mercado busca captar hasta 1,000 millones de dólares a un plazo de 10 años.

Los agentes que estructuraron la operación son Goldman Sachs, JPMorgan y Corficolombiana.

Según IFR, un servicio de información de Thomson Reuters, el libro de pedidos de Grupo Aval ya suma al menos 5,000 millones de dólares.

Grupo Aval, propiedad del magnate colombiano Luis Carlos Sarmiento Angulo, salió por primera vez al mercado internacional en febrero con un título a cinco años 144A/RegS por 600 millones de dólares.

Ese bono se colocó a un precio de 99.458 y un rendimiento de 5.375%, o 457.5 puntos básicos sobre los valores comparables del tesoro de Estados Unidos.

Aval está conformado por el Banco de Bogotá, el Banco Popular, el Banco de Occidente, el Banco AV Villas, la financiera Corficolombiana y el fondo de pensiones Porvenir.

Esas entidades tienen activos por más de 35,000 millones y con ellas el grupo controla cerca de 30% del sistema financiero colombiano.

Dentro de su proceso de internacionalización, en el 2010 el Grupo Aval concretó, a través del Banco de Bogotá, la compra del centroamericano BAC-Credomatic por 1,900 millones de dólares.

Directivos del conglomerado no han descartado nuevas adquisiciones, especialmente en el mercado regional.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica