A partir de este lunes y hasta el mismo día de la siguiente semana, la planta de General Motors en Silao, Guanajuato, suspende operaciones de manufactura por la falta de semiconductores a nivel mundial.

Luego de dar a conocer la actualización de operaciones en sus plantas impactadas a nivel global por la escasez de semiconductores, GM informó que a retornarán la producción a partir del primero de noviembre, donde ensambla modelos como la Chevrolet Silverado 1500, la Cheyenne y GMC Sierra.

“La planta de ensamble de GM Silao tendrá un paro técnico la semana del 25 de octubre, esperando retomar producción el 1 de noviembre. Este tiempo será utilizado para completar unidades que estaban en espera de algún componente con el objetivo de para poderlas enviar a los distribuidores”, dijo la compañía estadounidense a través de un comunicado.

De acuerdo con la empresa automotriz, la situación “sigue siendo compleja y variable”, por la escasez de semiconductores, industria que se encuentra atendiendo las necesidades del sector de la tecnología, ante la demanda que se presentó desde la pandemia.

La semana pasada, la consultoría IHS Markit estimó que la problemática de los semiconductores se estabilizaría hasta el 2023, por lo que la producción de vehículos sufriría un ajuste a la baja durante este y los siguientes dos años.

General Motors es la mayor fabricante de vehículos en México y ha sido de las más golpeadas por el tema de chips, pues una parte de la producción de la fábrica de Ramos Arizpe se encuentra en paro técnico.

“La planta ensamble de Ramos Arizpe retomó producción de Chevrolet Blazer el 18 de octubre. Y Chevrolet Equinox, se espera que retome producción el 1 de noviembre”, precisó.

Además, la planta de ensamble de San Luis Potosí retomará operaciones el 1 de noviembre.

“Confiamos en la capacidad de nuestro equipo para encontrar soluciones creativas para minimizar los impactos a nuestras plantas de manufactura. Los ajustes recientes de producción continúan siendo una consecuencia de las restricciones por Covid-19 que los proveedores de semiconductores están enfrentando en mercados internacionales”, refirió.

rrg