El saldo de la deuda del Gobierno del Distrito Federal, al cierre del primer trimestre del año, totalizó 47,327 millones de pesos, de los cuales 95% corresponde al Sector Central, es decir, 44,856 millones de pesos; y 5% al Sector Paraestatal, lo que equivale a 2,472 millones, informó la Secretaría de Finanzas del gobierno capitalino.

El gobierno de la capital tiene colocada 37.3% de la deuda con la banca de desarrollo (Banobras), 49.6% con la banca comercial (BBVA-Bancomer, Dexia y HSBC) y 13.1% en el mercado de capitales, señala el Informe Trimestral del gobierno local.

Para el año fiscal 2010, el Congreso de la Unión aprobó un techo de endeudamiento neto para el gobierno capitalino de 5,000 millones de pesos. Sin embargo, durante el periodo referido no realizó ninguna colocación.

Por lo tanto, el Gobierno tiene previsto iniciar la colocación de deuda en el segundo trimestre del año con un monto de 1,011 millones de pesos; mientras que para el tercer y cuarto trimestre espera colocar 1,512.69 y 2,894.83 millones de pesos, respectivamente.

La autoridad local expuso que tuvo un desendeudamiento nominal temporal de 0.4%, y un desendeudamiento real temporal de 2.8% respecto al cierre del año pasado cuando su deuda totalizó 47,529 millones, de acuerdo con la dependencia.

El Informe Trimestral de la Situación de la Deuda del Gobierno del Distrito Federal, que comprende el periodo de enero a marzo del 2010, detalló que durante los primeros tres meses del año se derogaron 996 millones de pesos para el pago del servicio de endeudamiento, de los cuales 202.5 millones corresponden al concepto de amortizaciones y el resto a los costos financieros de la deuda.

Así, el pago de amortizaciones del Sector Central sumó 5.7 millones de pesos, y del Paraestatal 196.8 millones de pesos.

Para el cierre del 2010, la administración capitalina espera realizar una amortización total de 417.61 millones de pesos de su deuda, y así cumplir con el límite establecido por el Poder Legislativo.

Durante el ejercicio fiscal 2010, el Gobierno del Distrito Federal mantendrá una política de endeudamiento de mediano y largo plazo diseñada para ser congruente con el crecimiento potencial de sus ingresos y que, al mismo tiempo, cubra las necesidades de financiamiento de la ciudad , se destacó en el documento.

RDS