El gobierno federal y el sector empresarial impulsarán la industrialización del proyecto del Tren Maya en el sureste de México, para lo cual, el director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, pidió a los industriales crear centros logísticos y corredores industriales que permitan la conectividad del tren con los puertos y aeropuertos de la zona, a fin de atraer inversiones a la región.

“Estamos adquiriendo algunas reservas para empezar a facilitar y empezar el desarrollo industrial, no es una cosa pequeña, es una situación donde muchos factores intervienen y no es tan fácil como el equipamiento turístico y servicios, el tema industrial implica una cultura industrial, un tipo de empresariado más aventado”, comentó el funcionario en reunión con industriales.

El Tren Maya puede impulsar polos de desarrollo más allá del tema de promoción turística y los servicios, pues de los cuatro estados que forman parte del proyecto, sólo uno (Quintana Roo) está dedicado al turismo, el resto cuenta con industrias e infraestructura para el desarrollo de zonas industriales, comentó Jiménez Pons.

Para ello ofreció a los industriales infraestructura y servicios básicos, “paralelo al tren maya, van tres ductos de fibra óptica para capacidad y conectividad en la región, donde habrá 1,500 kilómetros de ductos y en algunos tramos con gas y gas LP, según sea el caso, más la posible movilidad de la infraestructura va a cambiar sustancialmente el escenario de la región para nosotros es importante conectarnos ahorita”, pugnó.

Tras la firma de un convenio del Fonatur con la Concamin, el representante del gobierno federal dijo: “Queremos hacer un énfasis en la parte de carga, es fundamental, tenemos un proyecto de crear centros logísticos…”.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López, mencionó, está generando la infraestructura inicial en zonas logísticas, donde se puede crecer en términos de tierra accesible, “porque al final de cuentas para la industria el chiste es tener la tierra y después tener la conectividad, las facilidades de energía y mano de obra calificada”, por lo que se trabaja con las universidades.

Jiménez Pons ofreció las zonas de los corredores industriales, por ejemplo -abundó- tenemos una zona en Cancún dónde va a ser la estación del tren maya y le antecede una franja que tiene un desarrollo potencial fuerte, por un lado está la carretera y es por otro está el límite de la ciudad de Cancún y ahí se habla de grandes espacios donde habrá mucho tiempo para llenarlos.

kg