Las firmas del sector aéreo perdieron 11,451 millones de pesos en valor de capitalización en la Bolsa Mexicana de Valores este martes, como consecuencia de la rebaja en la calificación de seguridad aérea de México que realizó la Administración Federal de Aviación (FAA).

Dicha degradación implica que las aerolíneas mexicanas tendrán prohibida la generación de nuevos servicios o rutas hacia el país norteamericano, así como la venta de vuelos con códigos compartidos con aerolíneas estadounidenses, aunque, mantienen el ritmo operativo actual.

Ante la noticia, las acciones de los grupos aeroportuarios terminaron con caídas en el mercado mexicano. Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) terminó con una pérdida de 3.74%, esto es una disminución de 4,345 millones de pesos en su valor de capitalización, cerrando en 111,714 millones de pesos.

El segundo con mayor impacto en la Bolsa mexicana fue Grupo Aeroportuario Centro Norte (OMA), ya que perdió 1,536 millones pesos en valor de mercado en un día, esto es una baja de 3.0% en el precio de sus acciones, cerrando un precio de 124.28 pesos cada una.

Grupo Aeroportuario de Sureste (Asur), por su parte, terminó la jornada con una caída de 4.22% en el valor de sus acciones, la mayor caída entre sus homólogos mexicanos, cerrando en 354.81 pesos por acción, lo que implicó una pérdida en valor de capitalización de 4,692 millones de pesos. Entre los tres grupos mexicanos, la pérdida acumulada es de 10,573 millones de pesos en market cap. 

“Fue una reacción notable en el mercado bursátil, lo que implica no es que se cancelen los vuelos, sino que tengan más complicaciones para abrir nuevas rutas. Esto es algo que sí le afecta a la industria de manera directa y también los efectos sobre la percepción que tenga el mercado aéreo internacional sobre México”, comentó Luis Alvarado, analista de Capitales en Banco Base.

Pierden vuelo

Por su parte, las aerolíneas mexicanas que cotizan en la BMV también terminaron con fuertes afectaciones. Así, la mayor caída, superando incluso a los grupos aeroportuarios, fue de Aeroméxico, con 5.86% de descenso, cerrando en 5.30 pesos por acción y con una minusvalía de 225 millones de pesos en valor de capitalización, para llegar a un valor de 3,615 millones de pesos. 

En conjunto, las cinco empresas del sector aéreo que cotizan en BMV tienen una pérdida en valor de capitalización de 11,451 millones de pesos. 

Volaris cerró su segunda sesión con caídas, afectado por el mismo tema, ya que la jornada previa cayó 4.28% y este martes perdió 1.63% en la BMV. Sólo en la jornada de ayer, la aerolínea de bajo costo perdió 653 millones de pesos. En dos sesiones la firma ha restado 2,448 millones de pesos a su valor de capitalización.

“Mientras el mercado vea cierta permanencia de estar en esta categoría, sí afectará el crecimiento en términos de ingresos, utilidad y ventas en los estados financieros de las empresas del sector, lo que impacta directamente en las valuaciones financieras, no solo en el corto plazo, sino también en el largo plazo”, añadió el analista de Banco Base. 

Casa de Bolsa Monex dijo en una nota para inversionistas que la noticia “podría tener un impacto negativo en la recuperación del sector aéreo en nuestro país a nivel de tráfico internacional, principalmente en cuanto a las aerolíneas”. “Aeroméxico presenta una mayor sensibilidad a nivel de tráfico internacional, mientras que Volaris ha mostrado una favorable recuperación, por lo que ambas emisoras podrían presentar una pausa en el avance de tráfico internacional”, dijo Carlos González Tabares, director de Análisis de Monex.

ariel.mendez@eleconomista.mx