El 2012 será crucial para Falabella, la compañía de mayor capitalización bursátil de Chile que cuenta con negocios como tiendas departamentales y mejoramiento del hogar, supermercados y bancos. La empresa se prepara para dar dos importantes pasos en los próximos meses: aterrizar en México, el quinto mercado al que llegará, y emitir ADR en la Bolsa de Nueva York.

Después de analizar oportunidades en Brasil y en México, Falabella optó por este último, para sumarse a su presencia en Chile, Argentina, Perú y Colombia.

Los principales motivos se basan en la similitud que el mercado mexicano tiene con el chileno y que, por el contrario de lo que se piensa en Chile, el retail en el territorio azteca no estaría completamente concentrado y queda un espacio para un nuevo competidor. A esto se suma lo atractivo que son los más de 100 millones de habitantes de México.

Dentro de este año el holding chileno llegará a disputar un espacio del mercado que en este momento está dominado por la estadounidense Walmart (Walmex en México) y Sears.

Los continuos viajes que han realizado a México el gerente general, Juan Benavides, junto a los gerentes de mejoramiento del hogar y tiendas por departamento, Sandro Solari y Juan Pablo Montero, habrían sentado las bases de la llegada de Falabella a México.

Aunque trascendió que Falabella había realizado una oferta concreta por una cadena mexicana, lo cierto es que la compañía aún no ha presentado ninguna propuesta formal y mantiene en carpeta varias opciones que se están estudiando.

En cuanto a planes de inversión están confirmados 3,341 millones de dólares para los próximos cuatro años.

Emitirán ADR en Nueva York

Hace mucho tiempo que las familias Solari, Cúneo y del Rio -controladoras de Falabella- analizaban la posibilidad de colocar ADR (American Depositary Receipt) en Estados Unidos. Según conocedores del proceso, ya no existe ninguna duda de que es momento de internacionalizarse con todo y que habría consenso de que esta jugada le daría mayor visibilidad a la firma, sobre todo considerando que su competidor directo en la industria en Chile, Cencosud, ya optó por dicho camino.

De acuerdo a abogados especialistas, esta operación implicaría que los actuales propietarios del retailer disminuyan su concentración, quedando probablemente con porcentajes iguales de participación. Pero el lado positivo es que tiene la gran ventaja de darle mayor visibilidad a Falabella a nivel internacional.

Colocar ADR en Estados Unidos le permitiría a Falabella llegar a fondos de inversión extranjeros que no invierten en mercados sudamericanos, asegura una fuente cercana al holding.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica