La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, advirtió días antes de la cumbre financiera del G20 de que el proteccionismo puede comprometer la expansión económica mundial.

“A pesar de que el sol brilla en la economía mundial, se ven nubarrones en el horizonte”, dijo la dirigente en un blog publicado antes de la cumbre financiera del G20 que tendrá lugar el lunes y el martes de la semana que viene en Buenos Aires. “El repunte esperado para el 2018 y el 2019 se va a ralentizar”, aseguró. “Esto complica las perspectivas a medio plazo para muchos países, especialmente para las economías avanzadas”, agregó, y recordó que el FMI había revisado al alza en enero el crecimiento de los dos próximos años, hasta 3.9 por ciento.

Los ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales se reunirán en Buenos Aires para, entre otras cosas, proteger el actual repunte de la economía mundial y luchar contra las tensiones comerciales, el reciente aumento de la volatilidad de los mercados y las incertidumbres geopolíticas.

Lagarde enumeró una lista de cinco prioridades para mantener el ritmo de crecimiento, y la primera es “evitar el proteccionismo”.

“Los legisladores tienen que trabajar de manera constructiva para reducir las barreras arancelarias sin recurrir a medidas excepcionales”, añadió, y pidió no aumentar las medidas proteccionistas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la semana pasada la imposición de aranceles de 25% sobre las importaciones de acero a su país y de 10% a las de aluminio, lo que desató numerosas críticas en todo el mundo.

La Unión Europea (UE) anunció que prepara represalias para gravar los productos estadounidenses si Washington no acepta eximir de los aranceles a sus 28 miembros.

“La historia de la economía muestra claramente que las guerras comerciales no son sólo perjudiciales para el crecimiento mundial, sino que causan pérdidas”, recordó Lagarde.