La embotelladora y minorista mexicana FEMSA informó ayer martes que invertirá 1,100 millones de dólares este año en la expansión orgánica de sus unidades de negocio y en mantenimiento, mientras sigue atenta por oportunidades de adquisiciones.

FEMSA, que opera a KOF -el mayor embotellador de Coca-Cola en América Latina- y la cadena de tiendas OXXO, invirtió el año pasado 12,515 millones de pesos (alrededor de 896 millones de dólares) en activos fijos.

El director de Finanzas de FEMSA, Javier Astaburuaga, detalló que KOF destinará alrededor de 710 millones de dólares para mantenimiento y expansión, que incluyen la construcción de las nuevas plantas en Colombia y Brasil anunciadas el año pasado.

Para OXXO, la compañía planea mantener su ritmo de aperturas de tres tiendas por día, para lo que aplicará alrededor de 350 millones de dólares.

OXXO, que opera tiendas en México y Colombia, abrió el año pasado 1,135 nuevas unidades, para alcanzar un total de 9,561 en operación.

Astaburuaga agregó que FEMSA cuenta con 600 millones de dólares de exceso de efectivo que puede usar para aplicarlo en adquisiciones en cualquiera de sus dos unidades de negocio.

Sentimos confianza en que podemos usar ese efectivo durante el 2012 , dijo el ejecutivo en una conferencia con analistas.

FEMSA, que tiene además 20% de participación en la holandesa Heineken, estuvo el año pasado muy activa a través de KOF en la consolidación del sector embotellador.

KOF, una asociación entre FEMSA y The Coca-Cola Co., adquirió el año pasado una compañía de lácteos en Panamá y a los embotelladores locales Grupo Tampico y Grupo CIMSA.

Además está en proceso de fusionar al local Grupo Fomento Queretano y anunció que evalúa la compra de una participación de control en las operaciones de Coca-Cola en Filipinas, en lo que sería un primer paso para explorar fuera de América Latina.