Durante el mes de abril del 2021 se identificó una ligera baja las expectativas de los empresarios manufactureros, comerciales y constructores respecto del dinamismo y operación de sus empresas. 

La baja del optimismo empresarial se registró con mayor fuerza en el sector comercial, durante abril el Indicador Agregado de Tendencia cayó 1.6 puntos respecto del mes previo, de acuerdo con cifras desestacionalizadas de la EMOE (Encuesta Mensual de Opinión Empresarial) del Inegi. 

Para los sectores manufactureros y constructor las caídas en su tendencia general de expectativas empresariales fueron de 1.3 y 0.2 respectivamente. 

En este lapso posterior al periodo vacacional de Semana Santa las reducciones en el optimismo empresarial implicaron un cambio en la tendencia de recuperación de las proyecciones de los empresarios que se venían presentando después de que en abril y mayo del 2020 se tocaran los niveles más bajos históricos.  

En el sector comercial lo que más preocupa a los empresarios son bajas en las ventas y compras netas; las expectativas en estos rubros cayeron 5.3 y 2.9 puntos respecto de marzo. También se registraron bajas en las expectativas relacionadas con el total de ingresos por comisiones o consignación y en las expectativas relacionadas con el personal ocupado. 

Por su parte, para el sector empresarial manufacturero los componentes más castigados son la producción y las exportaciones, las bajas de expectativas en estos rubros fueron de 3.1 y 1.6 puntos en sólo un mes. La capacidad de planta utilizada y la demanda internacional de manufacturas mexicanas también son rubros en los que los empresarios moderaron sus expectativas. 

En el sector de la construcción se mantuvieron más estables los empresarios; el principal componente que preocupa es el del valor total de las obras que las constructoras ejecutan como principal contratista, registró una baja de 0.2 puntos. Adicionalmente el rubro de expectativas sobre el personal ocupado total en las constructoras se redujo también 0.2 puntos durante este lapso. 

La confianza continúa moderada 

Por su parte, el Indicador de Confianza Empresarial (ICC) continúa con su tendencia de recuperación moderada en los tres sectores evaluados. 

Los empresarios manufactureros, constructores y comerciales aumentaron, aunque modestamente, su confianza en la economía nacional y de sus empresas, especialmente en el medio y largo plazo. 

En el sector manufactura se registró un mayor nivel de confianza, durante abril del 2021 el ICC incrementó 3.0 puntos respecto del nivel de marzo. 

Por su parte, en los sectores del comercio y la construcción también creció el nivel de confianza empresarial 2.1 y 0.8 puntos respectivamente. 

El componente del ICC que por tendencia histórica más preocupa a los empresarios es la existencia de un momento adecuado para realizar inversiones

Los empresarios se muestran con mayor optimismo que en meses pasados pero todavía consideran que la situación actual no está mejor que hace un año; proyectan que el los próximos 12 meses en dinamismo económico de México y sus empresas será significativamente menor. 

Con gran parte de los estados en color amarillo del Semáforo Epidemiológico y el programa nacional de vacunación contra la Covid-19, se proyecta un mejor panorama para el sector empresarial y sus operaciones.