La economía estadounidense perdió puestos de trabajo en diciembre, por primera vez desde abril, anunció el viernes el Departamento del Trabajo, en medio del aumento de casos de Covid-19 y medidas de restricción de actividades.

En diciembre, se perdieron 140,000 puestos de trabajo, un panorama mucho peor que el anticipado por los analistas, que esperaban que se crearan 112,000 empleos. 

La tasa de desempleo se mantuvo estable respecto a noviembre, en 6.7% en línea con las expectativas. 

El ministerio también revisó al alza la cifra de nuevos puestos de trabajo de noviembre.