“Los mejores hospitales privados de México” es el ranking con el que concluye esta serie de 5 entregas donde expusimos semanalmente sobre los rankings o clasificaciones que incluyen hospitales mexicanos.

Este último ejemplo que nos ocupa incluyó a 300 hospitales privados y es el primer ejercicio de rankeo centrado solamente en México, lo que fue un hito dentro de la historia centenaria del sector hospitalario en el país y, por lo mismo, en su momento generó ruido e inconformidades al interior del sector porque implicó una lupa que nunca antes habían tenido. Es elaborado por la consultoría Blutitude y la Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud) en alianza con Grupo Expansión. Su primera edición 2020 fue lanzada en enero del presente año y el 1 de noviembre está por salir su segunda edición.

Los mejores 300 hospitales privados de México” son definidos con base en su tamaño y/o aquellos que están certificados por el Consejo de Salubridad General.

Esta clasificación sólo incluye hospitales privados y la intención, conforme nos informa Eduardo González-Pier, titular de la consultoría Blutitude, es en un futuro no lejano ampliarlo a hospitales públicos. Por lo pronto, en la edición 2021 elevaron notoriamente el interés y participación del sector pues de 63 pasaron a 160 hospitales que aceptaron aportar su información.

Es claro que éste es el ranking más detallado de la industria en México pues se compone de un total de 21 rankings: 1 ranking nacional, 6 rankings regionales y 14 rankings de las especialidades médicas que generan la mayoría de los egresos hospitalarios en el país.

El nacional reconoce públicamente a los 50 hospitales mexicanos que obtuvieron los mejores desempeños. En los rankings regionales se desdoblan geográficamente los mejores hospitales con base en sus calificaciones nacionales y se presentan los 20 mejores hospitales de cada región. A su vez, en los rankings por especialidad presentan a los 20 mejores hospitales que demostraron tener las condiciones mínimas para ofrecer la especialidad médica en cuestión, con base en su nivel de equipamiento y especialistas certificados.

Cuenta con un Consejo de 10 expertos independientes, todos ellos mexicanos, que opinan sobre la metodogía de evaluación que se utilizó para llevar a cabo el análisis comparativo de los hospitales.

Conforme explican en su metodología, "la evaluación de los hospitales incluye más de 40 indicadores soportados por 30 diferentes fuentes de información (tanto de fuentes externas como internas a los hospitales), una encuesta anónima de percepción a casi 900 médicos especialistas certificados y un proceso de validación de datos con los hospitales”.

Los indicadores utilizados por este ranking se agrupan en cinco dominios que reflejan:

  1. Talento médico (recursos humanos con los que se cuenta, principalmente médicos especialistas y residentes).
  2. Disponibilidad de equipo médico de alta especialidad considerado como indispensable para brindar la atención médica.
  3. Varios procesos que indican si el hospital cumple con normas y buenas prácticas para garantizar la seguridad del paciente y brindar una atención de calidad (acreditaciones, certificaciones, comités en funcionamiento y la calidad y transparencia de la información que otorgan sus servicios).
  4. Los resultados en salud del paciente (infecciones, mortalidad y quejas) .
  5. La percepción que tienen los médicos especialistas certificados sobre cuáles consideran que son los mejores hospitales del país y de su región.

En la edición 2021 que están por emitir ya no sólo miden la percepción del talento médico que incluía a especialistas certificados y residentes, sino que ahora incluyen a enfermería, ingenieros biomédicos, licenciados en farmacia, internos e investigadores. Y adicionalmente, comenta Gonzalez-Pier, ahora se buscó incluir la percepción de pacientes, aseguradoras e industria de dispositivos.

Sobre su modelo de negocios, apunta que no hay cobro a ningún hospital por participar; los ingresos del esquema provienen de la publicidad, así como de conferencias posteriores para detallar el porqué de la posición obtenida.

La sustentabilidad financiera del proyecto, detalla, se basa en tres pilares: Donativos de parte de los asociados de Funsalud para proyectos del Consorcio Promotor de Calidad en la Atención Médica de la misma Fundación; venta de espacios publicitarios en el número especial en la que Expansión publicará en noviembre próximo el Ranking; venta de presentaciones y perfiles individualizados, por solicitud expresa, a los hospitales que quieren saber más sobre su posicionamiento relativo en el ranking.  

Conforme la indigación hecha y comparativamente con los otros rankings que incluyen a hospitales mexicanos, no hay duda que este ranking centrado exclusivamente en México permite una más clara posición del sector que ninguno de los anteriormente mencionados en esta serie.

Al incluir a 300 hospitales -que representan el 10% del total de hospitales del país y el 44% de la capacidad instalada de camas censables en el sector privado- se permite indagar con cierto detalle en los 5 aspectos mencionados.

Al tener mayor cobertura de hospitales privados (en número, diversidad de tamaño y ubicación geográfica) y una metodología que incluye más atributos relevantes para medir el desempeño, este ranking permite entender mejor el desempeño hospitalario en México.

Lo que valdría mucho la pena a futuro es que alguno de los rankings que revisamos en esta ocasión incluyera atos duros sobre el desempeño de los hospitales, es decir, indicadores más fehacientes sobre cómo le va al paciente o sobre el valor que obtuvo por el costo que cubrió por el servicio.

La realidad es que a la fecha a los mexicanos aún nos faltan elementos para saber directamente cuáles son los mejores hospitales en función a su desempeño real.

Es un gran paso que ya empecemos a contar con información sobre sus insumos y procesos, pero hacia adelante lo más importante sería conocer los resultados de salud que los hospitales obtienen. Y en base a ello poder tener referencias y comparaciones para tomar decisiones informadas al momento de seleccionar en qué hospital atendernos algún problema de salud o hacernos alguna intervención quirúrgica.