La primera clasificación de hospitales en la región de América Latina fue elaborada y publicada en 2009 por la revista AméricaEconomía con sede en Santiago de Chile, que desde entonces viene publicando su Ranking de Clínicas y Hospitales anualmente incluyendo nosocomios públicos y privados de la región.

En su última edición en 2020 la participación de hospitales mexicanos fue poco significativa. De un total de 63 nosocomios incluidos en este ranking hospitalario regional con la participación de 12 países, aparecieron solamente 5 de México: Médica Sur, Infantil Teletón de Oncología, Zambrano Hellion TecSalud, San José Tecsalud y Galenia de Cancún. Es una participación realmente baja considerando que en México hay 99 hospitales grandes -de 50 camas para arriba- y 158 medianos -de 25 a 49 camas.

Cuestionado al respecto, Ricardo Zisis, CEO y editor responsable de AméricaEconomía, nos comenta que en realidad no hay gran interés de participación de parte de hospitales de México. Y nos anticipa que para su edición 2021 se sumarán el Hospital ABC Campus Santa Fe de Ciudad de México y el Christus Muguerza Hospital Betania, de Monterrey.

Ese desinterés podríamos interpretarlo como falta de incentivos a la competencia en el mercado hospitalario mexicano.

En cambio, de donde más interés de participación hay en el ranking de AméricaEconomía es de hospitales de Colombia y Brasil. En el ranking 2020 de AméricaEconomía participaron 26 hospitales colombianos y 12 brasileños, 6 peruanos, 5 argentinos, 5 mexicanos, 2 chilenos, 2 de Ecuador, 1 de Costa Rica, 1 de Panamá, 1 de República Dominicana, 1 de Paraguay y 1 de Bolivia.

De acuerdo con la información proporcionada, la metodología de este ranking se basa en la ponderación de 7 dimensiones, cada una con un peso porcentual para el puntaje final:

  • Seguridad del Paciente (23.5%)
  • Capital Humano (22.5%)
  • Capacidad e infraestructura (18%)
  • Gestión del Conocimiento (10%)
  • Eficiencia 11%
  • Prestigio local (10%)
  • Dignidad y experiencia del paciente (5%)

Para la selección de los hospitales participantes también se toma en cuenta la variedad de sus prestaciones médicas y que hayan sido mencionados como referente por los ministerios de Salud de sus respectivos países.

El modelo de ingresos del ranking de América Economía es en base a publicidad asociada a la publicación del ranking que va encartado en la revista impresa y en su sitio web, así como en base al auspicio de eventos relacionados al sector salud que organizan y en cuyo posicionamiento dicho ranking ocupa un lugar destacado.

De hecho, los resultados de su Ranking 2021 irán acompañados de una encuesta sobre cómo los hospitales han enfrentado la pandemia de Covid19. Los responsables de este ranking son el director del área de Intelligence de AméricaEconomía, Andrés Musalem, y para la edición 2021 específicamente es la doctora Magdalena Galarce.

Ricardo Zisis precisó que no cobran a los hospitales por participar en el ranking; lo que sí se les exige es cumplir con un mínimo puntaje de calidad. Es decir, si un hospital quiere participar, se le evalúa como a todos los otros, pero si no alcanza ese puntaje mínimo, no será publicado, si bien se le informa de sus resultados en cada categoría evaluada.

Zisis nos anticipa que los resultados de la edición 2021 se darán a conocer en el VI evento de Cluster Salud Latinoamericano que este año será virtual/digital los días 24 y 25 de noviembre. En anteriores ediciones lo han celebrado en las ciudades de México y de Monterrey.

Sobre la utilidad de este ranking para el usuario mexicano realmente en principio necesitaría mayor participación de los hospitales del país, porque además no está muy claro porqué se incluyen esos cinco cuando hay decenas que tendrían igual o mejor nivel que ellos. Y además de los cinco que incluye, sólo es uno de la ciudad de México (Médica Sur), uno de la ciudad de Querétaro (el Infantil Teletón de Oncología), 2 de Monterrey (Zambrano Hellion TecSalud y San José Tecsalud) y 1 de Cancún (Galenia).

Adicionalmente, también requeriría indicadores mejor explicados o más sencillos de interpretarse de parte del consumidor final o del pagador, de modo que le faciliten la toma de decisión al momento de elegir dónde hacerse algún procedimiento o intervención médica.

maribel.coronel@eleconomista.mx