México necesita de mayor inversión para mejorar su competitividad y la aprobación de la Ley de Asociaciones Público-Privadas (APP) podría ser el primer paso, aunque sus beneficios se verán a mediano plazo, consideró BBVA Research.

De acuerdo con un estudio del grupo financiero, la Ley de APP, cuyo decreto fue publicado a mediados de enero pasado, debe considerarse un incentivo a la inversión privada mediante una mayor certidumbre y la disminución de la dependencia del presupuesto público.

No obstante, aclara, los beneficios no serán inmediatos, por la falta de publicación de su reglamento y la definición de los proyectos de inversión en infraestructura.

Por otra parte, los proyectos a impulsar al amparo de esta legislación, si es que intervienen también recursos públicos del gobierno federal, deberán incluirse en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

En su opinión, el calendario político hará difícil plantear una lista ambiciosa de proyectos de infraestructura, aunque sin duda los beneficios de la nueva ley podrían comenzar a materializarse tan pronto como en el primer año de la siguiente administración.

Refiere que la inversión es uno de los elementos que más influye en el crecimiento y desarrollo de las economías, por lo que su fomento es una tarea necesaria.

En el reciente reporte de competitividad del World Economic Forum, México avanzó ocho posiciones, al pasar del lugar 66 al 58, pero aún se encuentra lejos de las economías más competitivas.

En el caso de infraestructura, el país también ha mejorado al pasar de la posición 75 a la 66, sin embargo, está por debajo del índice general.

Por lo anterior, "la inversión en infraestructura es un área de oportunidad para mejorar tanto la competitividad como favorecer el crecimiento y desarrollo de la economía del país", destaca el reporte de BBVA Research.

El Legislativo aprobó en diciembre pasado la Ley de APP y se publicó el decreto a mediados de enero pasado, pero aún falta por darse a conocer su reglamento.

apr