Los fondos cotizados en bolsa (ETF por siglas en inglés) con exposición a empresas de la industria automotriz presentan un mejor rendimiento de hasta 1% en comparación con las acciones de las compañías fabricantes de autos de lujo desde 2015, cuando se presentó la crisis en China por la devaluación del yuan y por las controversiales declaraciones de Volkswagen, a la fecha.

Las acciones de Porsche SE, fabricante de automóviles alemán, acumulan una pérdida de 33.85% desde un precio 94 a 62.18 euros por acción, luego de presentar su máximo en el año 2015 y que cayera lastrada por los papeles de Volkswagen luego de admitir que falsificó pruebas de emisiones de vehículos diesel en Estados Unidos en ese año.

En ese mismo periodo, BMW, fabricante de autos de gama alta y motocicletas, presenta una minusvalía de 28.02%, seguido por Mercedes Benz y Audi con una marginalidad de 20.39 y 17.31% respectivamente.

Sin embargo, el ETF global de fabricantes de automóviles, CARZ, que alberga más de 30 millones en activos bajo su administración, presenta un rendimiento de hasta 1%, de 2015 a la fecha, mostrando una recuperación después de las pérdidas de las automotrices. Tiene un valor de mercado promedio de 54,000 millones de dólares.

Este fondo cotizado presenta su mayor exposición con las compañías Honda y General Motors con 8.56 y 8.42%, respectivamente, y Daimler AG con 8.16 por ciento.

Países como Japón y Estados Unidos son los principales países con mayor exposición y en último lugar Malasia 0.09 por ciento, según datos de First Trust.