La Cámara de Diputados aprobó expedir la Ley General de Población para establecer las bases de coordinación interinstitucional que regule la operación del Registro Nacional de Población y crear la Clave Única de Identidad Digital.

El documento fue aprobado por 426 votos a favor, uno en contra y tres abstenciones, y se turnó al Senado de la República para continuar con el proceso legislativo.

De acuerdo con el documento, la Cédula Única de Identidad Digital se expedirá a toda la población del país, a las y los mexicanos residentes en el extranjero; contendrá los datos biométricos y será el documento oficial de identificación ante las autoridades mexicanas.

Asimismo, resalta la necesidad de integrar un registro de personas en el que se concentre relativa a la identidad y que contenga información actualizada.

"El Registro Nacional de Población permitirá, asimismo, establecer, administrar y operar el Servicio Nacional de Identificación Personal, y brindar servicios de gestión de la identidad a los entes que por naturaleza de sus funciones así lo decidan", establece el dictamen.

Del mismo modo, puntualiza que son principios rectores de esta ley: el enfoque de derechos humanos y su respeto irrestricto; la transversalidad de la política de población; el federalismo; la transparencia y rendición de cuentas; la perspectiva intercultural.

Al fundamentar el dictamen, el diputado de Morena, César Agustín Fernández Pérez, afirmó que la legislación vigente ha quedado rebasada por desafíos poblacionales que deben ser atendidos con urgencia.

“Hoy la mayoría de los artículos de la Ley General de Población han sido derogados, lo que resulta una norma fragmentada que se aplica sin visión de transversalidad, sin perspectiva de género y sin estrategia y objetivos claros'', dijo.

kg