La Cámara de Diputados en Argentina buscará sancionar la Ley de Etiquetado Frontal de Alimentos. En la que se analizará que será una sesión maratónica, también se votará un proyecto que busca condonar las deudas de entidades sin fines de lucro, mipymes y pequeños contribuyentes, además de una ampliación de la última moratoria.

Diputados se preparan para celebrar hoy martes la que será la última sesión previa a las elecciones del 14 de noviembre. Ya con la modalidad plenamente presencial, los diputados  sancionarán la Ley de Etiquetado frontal de Alimentos que advierte a los consumidores, a través de un octógono negro que debe ser colocado en la parte frontal del envase de los alimentos y bebidas analcohólicas, sobre los excesos de grasas saturadas o totales, azúcar, sodio, calorías.

Se trata de la iniciativa que venía siendo resistida por la industria alimenticia, y por provincias como Tucumán, donde la industria azucarera tiene un rol preponderante.

El texto debió ser tratado a principios de octubre en la Cámara de Diputados en una sesión especial  que había sido convocada por el Frente de Todos, pero el oficialismo no consiguió el quórum, destapó una nueva pelea con la oposición y el tratamiento de la Ley de Etiquetado Frontal de Alimentos quedó nuevamente postergado.

Según el proyecto, que ya tiene media sanción del Senado, los alimentos y bebidas analcohólicas deben incluir en la cara principal un sello de advertencia indeleble que advierta si el producto tiene: "Exceso en azúcares", "Exceso en sodio", "Exceso en grasas saturadas", "Exceso en grasas totales", "Exceso en calorías".

La sesión convocada por el Frente de Todos para debatir por la Ley de Etiquetado Frontal de Alimentos no logró quorum, pese a los intentos de negociación entre el oficialismo y la oposición.

La comisión de Presupuesto y Hacienda que preside Carlos Heller buscará también dictaminar, y dejar lista  una iniciativa impulsada por el presidente de la Cámara Sergio Massa. Se trata del proyecto que condona las deudas de entidades sin fines de lucro, mipymes y pequeños contribuyentes.

El texto propone también una ampliación de la última moratoria. La primera cuota se pagaría dos días después de las elecciones de noviembre. El impacto fiscal de la medida rondaría los $28,000 millones.

Durante la sesión este martes, Diputados también buscan sancionar la Ley Ovina y una iniciativa para la asistencia a personas en situación de calle.