En procesos de licitación, el tren interurbano México-Toluca sigue su ruta en tiempo y forma, marcando su distancia respecto de la malograda licitación del Tren de Alta Velocidad a Querétaro y el proyecto, aún no concretado, del tren Transpenínsular.

Este lunes la Secretaría de Obras y Servicios del Gobierno del Distrito Federal informó que recibió 10 propuestas de empresas interesadas, algunas en consorcio, en la construcción del tercer tramo del proyecto (que incluye un viaducto elevado desde la zona de la Marquesa a la estación terminal en Observatorio y obras complementarias).

Los montos presentados van de los 9,395.2 millones de pesos a los 11,377.4 millones de pesos, con IVA incluido, y el ganador será dado a conocer el próximo jueves a la 1 de la tarde.

Esta licitación es la primera que no fue realizada por la Dirección General de Transporte Ferroviario y Multimodal, que se encargó de las cuatro anteriores que ya suman 27,524 millones de pesos, incluida la que proveerá el sistema ferroviario, vías y trenes, adjudicada a un consorcio liderado por la española CAF el mes pasado.

El costo total del tren México-Toluca fue estimado en 38,000 millones de pesos y se realizará con recursos públicos.

Durante la ceremonia de entrega de propuestas, la Secretaría de Obras y Servicios recibió cartas de disculpa de tres empresas que optaron por no seguir en el proceso: Constructora y Edificadora GIA+A, ICA y Construcciones y Filiales Mexicanas.

GIA+A, dirigida por Hipólito Gerard, también formó parte del consorcio chino-mexicano al que se adjudicó el desarrollo del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro, fallo revocado el 6 de noviembre por mandato presidencial ante los cuestionamientos generados en la opinión pública, según se informó.

En la lista de constructoras interesadas hay empresas mexicanas y filiales de extranjeras, como es el caso de Constructora de Proyectos Viales de México, del grupo español OHL, quien hace una propuesta individual, de la misma manera que La Peninsular Compañía Constructora, del Grupo Hermes.

Las ofertas por separado contrastan con la que hicieron juntos durante la primera licitación del tren mencionado, que implica la obra civil de 36.1 kilómetros, entre la terminal Zinacantepec y el inicio de un túnel en la Marquesa.

En junio pasado, la DGTFM consideró que su propuesta de 10,148 millones de pesos, IVA incluido, era la mejor y se les adjudicó el proyecto.

Las propuestas publicadas refieren que Gami Ingeniería e Instalaciones también presentó una oferta individual y el resto son de por los menos dos constructoras.

Cuestionamientos al tren

En las últimas semanas, vecinos del corredor Camino Real a Toluca, Camino a Santa Fe y Vasco de Quiroga han solicitado al gobierno federal y del Distrito Federal que no se ejecuten las obras del tercer tramo del tren.

Argumentan que generará diversas afectaciones en la zona, pues consideran que no existe una adecuada política de transporte público en la zona, además de que han recibido poca información al respecto.

Tren Interurbano México-Toluca

[email protected]