Unos 1,600 empleos generará en el norte de Chile la construcción de la denominada planta desaladora más grande de Latinoamérica. La obra realizada por Energía y Aguas del Pacífico (Enapac), que consiste en la generación de agua para uso industrial, se ubicará a 30 kilómetros al sur del puerto de Caldera, con una inversión estimada en 1,200 millones de dólares.

El gerente general de Enapac, Rafael Bustos, comentó al diario regional Chañarcillo, que actualmente están cerrando contratos de aguas con siete empresas de la zona, los que de concretarse podrían llevar a que el 2022 se partan con las operaciones de la planta que considera una capacidad máxima de 2,630 litros por segundo y la posibilidad de reservar 600,000 m3 de agua.

“Este plan lleva del orden de cuatro años. Estamos en una etapa bastante avanzada. Contamos con la resolución de calificación ambiental completamente aprobada. Contamos además con la concesión marítima. En esos aspectos estamos encaminados después de un largo proceso.

“Lo que está aprobado medioambientalmente son ductos que van desde el mar, por cerca de 70 kilómetros hasta una reserva de 600,000 metros cúbicos, ubicada a 30 kilómetros al sur de Caldera, dentro de una propiedad privada, y desde ahí tendremos que hacer las rutas respectivas para llegar hacia los clientes”, sostuvo al medio.

Aprobación de la planta

En septiembre del año pasado, la autoridad medioambiental chilena aprobó la planta desalinizadora que se construirá en la región de Atacama, y que contempla el uso de energía fotovoltaica. La iniciativa incluye el desarrollo de una planta desaladora autosustentable entre Caldera y Copiapó, con capacidad promedio de 1,000 litros por segundo de agua desalinizada de calidad industrial.

En el caso que la planta opere a su máxima capacidad, alcanzaría 2,630 litros por segundo, superando así a Coloso de BHP, que tiene una capacidad de 2,500 litros por segundo en la región de Antofagasta. Para abastecer de energía a la desaladora, el proyecto contempla una planta fotovoltaica que generará unos 100 megawatts.

El agua desalinizada será transportada al reservorio, mismo que tendrá una capacidad de 600,000 m3, equivalente a la producción promedio de una semana y que asegurará el abastecimiento de los usuarios. El plan será financiado en 80% con aportes bancarios y en 20% por recursos propios de la compañía. De este último porcentaje (unos 100 millones de dólares), los inversionistas saudíes representarían cerca de 51 por ciento.

“Horarios seguirían siendo rígidos”

Inconstitucional, propuesta de jornada laboral de 40 horas: Piñera

“Yo espero que el Congreso no apruebe proyectos que son inconstitucionales”, afirmó el presidente de Chile, Sebastián Piñera, al comentar la iniciativa del Partido Comunista (PC) que reduce la jornada semanal de 45 a 40 horas y que ya fue aprobado en general por la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados.

En entrevista con Emol TV, el mandatario dijo que no descarta acudir al Tribunal Constitucional si la norma sigue avanzando en el Parlamento y defendió el proyecto enviado por el Ejecutivo de flexibilidad laboral. Acusó que con “el proyecto del PC, la jornada de trabajo sigue tan rígida como la de hoy”.

El mandatario explicó que el texto de la oposición “es inconstitucional porque significa gasto público, y un parlamentario no puede generar gasto público, porque entonces nadie se haría cargo de los equilibrios. Estoy seguro, o espero, que el Congreso no apruebe proyectos inconstitucionales”.

Piñera recordó que “todos juramos cuando asumimos nuestros cargos respetar la constitución y las leyes”, en alusión a los diputados, y agregó que “ese es un juramento que hay que tomárselo en serio y, por tanto, yo espero que el Congreso no apruebe proyectos que son inconstitucionales porque estarían faltando a su compromiso.

“El segundo semestre va a ser mucho mejor y cóbreme la palabra”.

Al ser consultado si mantiene el crecimiento del país a 3%, indicó que “este año vamos a hacer todo lo posible por crecer a 3% y ojalá lo logremos”.