Tras exigir certeza jurídica para operar, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) definió a 24 industrias y sectores productivos como esenciales para seguir operando y mantener los servicios y funciones de manera eficiente durante la respuesta a la pandemia del Covid-19, para lo cual pidió a la Secretaría de Salud, Gobernación, Trabajo, Economía y Agricultura definan reglas de operación para la fase 2 y 3 del coronavirus.

Ante la falta de precisiones en el acuerdo de medidas preventivas para la mitigación del Covid-19, el sector empresarial envió una carta al titular de la Secretaría de Salud, Jorge Carlos Alcocer, en donde se le demanda garantizar las operaciones esenciales de cualquier empresa en la actual fase 2, siguiendo las medidas para prevenir contagios entre sus trabajadores.

“Es importante coordinar los esfuerzos para que a nivel federal, estatal o municipal no se limiten los horarios o se restrinja el acceso a las diferentes ciudades y poblados de la República Mexicana al transporte, para garantizar el abasto de productos”, estableció.

Los 12 organismos que aglutinan al CCE mencionaron que con fundamento en lo dispuesto por el artículo 8° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, es necesario aclarar el alcance de dicha sección a fin de determinar qué empresas del sector privado deberán prepararse para dar continuidad a sus operaciones.

Dentro de las actividades críticas o esenciales para enfrentar esta contingencia tendremos a los siguientes sectores, de manera enunciativa mas no limitativa: materiales y productos necesarios para la cadena médica y de equipos médicos; alimentos y bebidas; actividades agrícolas, ganaderas, agroindustria, pesca, acuacultura y similares; energía; telecomunicaciones, tecnologías de la información, electrónica y alta tecnología; alimento para mascotas, acuícola, vitaminas, minerales y sus premezclas; servicios veterinarios (clínicas, medicinas).

Además de servicios de refrigeración; productos de aseo personal y del hogar; cadena crítica de insumos y fabricación, químicos, nuclear; sistemas de aguas, presas y tratamiento de aguas; servicios de emergencia, técnicos y suministro de insumos para infraestructura crítica, cemento, concreto y acero.

También, la industria de defensa, aviación y aeronáutica; servicios financieros, bancarios y no bancarios, incluyendo seguros y fianzas, instalaciones gubernamentales, salud y salud pública; servicio y distribución para el mantenimiento de vehículos, mensajería, paquetería y comercio electrónico.

[email protected]