Durante el año pasado, el movimiento de contenedores a la Ciudad de México registró un crecimiento de 33% en comparación con 2010, informó Ferrocarril y Terminal del Valle de México (Ferrovalle).

La empresa ferrocarrilera señaló que esta tendencia reafirma su posición como eje central ferroviario y de mayor operación para el comercio, además de que refleja una mayor actividad comercial desde y hacia la zona metropolitana de la Ciudad de México.

En un comunicado, señaló que el movimiento total en 2011 pasó de 261,964 a 347,483 contenedores en su Terminal Especializada, cifra que representó un crecimiento de 33%; mientras que en carros ferroviarios operados el aumento fue de 2.2 por ciento.

Este crecimiento es atribuible a las estrategias de seguridad para las mercancías transportadas por ferrocarril y a las ventajas del sistema intermodal , así como a las acciones comerciales de los tres principales ferrocarriles Kansas City Southern de México (KCSM), Ferromex y Ferrosur, a los que Ferrovalle ofrece servicios de última milla.

Con este dinamismo y gracias a la demanda futura de maniobras a la carga, derivada de un aumento de dos dígitos en los tráficos de fletes ferroviarios, al menos durante la próxima década hacia la capital, Ferrovalle proyecta un crecimiento constante de su Terminal, como en servicios de última milla para los ferrocarriles.

Para ello, especificó, también cuenta con capacidad sobrada de distribución de desplazamiento en el corto y largo plazo y áreas disponibles para futuras ampliaciones.

En 2011, la firma instrumentó estrategias de modernización que le proporcionaron una capacidad dinámica mensual de 38,000 contenedores, anual de 450,000 y estática de 7,593 contenedores para todas sus áreas (recinto fiscalizado, vacíos y desaduanizada).

empresas@eleconomista.com.mx