Este jueves, Armando Zúñiga Salinas asumió el cargo oficial como presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana ( Coparmex) de la Ciudad de México, donde aseguró que el principal reto que tendrá que afrontar será lograr que la economía de la capital se recupere ante los efectos negativos por la pandemia por Covid-19.

“Factores externos y decisiones internas nos han hecho enfrentarnos a una crisis económica, la cual se agravó ante la llegada de la pandemia. Todo esto ha tenido un fuerte impacto en la salud, en la vida de cientos mexicanos, así como en la economía nacional y local. Esta pandemia nos ha hecho valorar con mayor profundidad lo que es realmente importante, no se duda que conservar un empleo y mantener una empresa es parte de la estabilidad social”, explicó al tomar protesta.

En ese sentido, precisó que durante su gestión, que será del 2020 al 2022, se centrará en varios ejes de acción, donde la base será escuchar a todo el empresariado de la urbe y los problemas que están enfrentando por la crisis sanitaria.

Tenemos propuestas locales que van en el sentido sobre el Impuesto Sobre Nómina, diferir la carga social, esa unión entre el empresariado, tenemos otro plan de trabajar con cámaras empresariales internacionales”, acotó el nuevo líder empresarial. 

Al dejar el cargo como presidente de Coparmex Ciudad de México, Jesús Padilla Zenteno, manifestó que con la pandemia se pusieron al descubierto varios problemas económicos y sociales, por lo mismo recomendó que para poder resolverlos se debe fomentar el diálogo entre todos los sectores de la sociedad.

Asimismo, manifestó que durante su gestión hubo comunicación con las autoridades capitalinas.

“Hoy el diálogo debe ser la principal divisa del entendimiento, por ello reconozco la aceptación de nuestras propuestas para contribuir al bienestar de la Ciudad de México y el desarrollo económico, donde no siempre coincidimos pero sí siempre nos respetabamos, el consenso trataba de ser la regla del juego”, recalcó.