Si bien la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Ciudad de México calificó como positivo el plan gradual hacia la nueva normalidad que presentó el gobierno de la capital y que busca reactivar la economía por el Covid-19, también reconoció que el reto recae en su aplicación.

Por medio de un mensaje virtual, Gabriel Aguirre Marín, presidente del Comité de Estrategia Pública de Coparmex Ciudad de México, explicó que consideran que los objetivos del proyecto local son “pertinentes y alcanzables”, pero todavía queda pendiente su operación así como seguimiento de resultados.

De igual forma, reconoció que el gobierno local haya creado el semáforo epidemiológico, ya que con él se brinda certeza para los sectores productivos de la urbe y les facilita el camino para avanzar, esto debido a que la división de etapas les permite saber qué medidas pertinentes deben aplicar.

“La premisa de equilibrar el derecho a la salud con la reactivación de la actividad económica y el ingreso familiar es clave, queremos personas sanas y empresas que no estén en terapia intensiva. Coincidimos con la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, en cuanto al principio básico establecido en el plan que señala que los ciudadanos y las empresas no pueden y no deben relajar las medidas de confinamiento hasta que se confirme una tendencia estable de caída en el número de ingresos diarios hospitalarios y porcentajes de contagio”, aseguró.

En ese sentido, Aguirre recalcó que es necesario fortalecer la comunicación con el gobierno local para poder cumplir este plan y reactivarse; además hizo un llamado a que las empresas mantengan mayores medidas de seguridad para que así logren seguir con sus actividades productivas.

“Estamos convencidos que la interacción entre el gobierno y la Iniciativa Privada es fundamental para una reactivación eficiente de la economía en la capital, pero sobre todo salvaguardando la integridad de los ciudadanos y evitando las condiciones que provoquen una nueva alza en la tasa de contagios”, dijo.

 

Más aspectos positivos

De acuerdo con un comunicado de Coparmex Ciudad de México, hay más aspectos positivos del plan: por ejemplo, que este contempla la aplicación masiva de pruebas para el monitoreo de grupos y espacios de mayor riesgo, también la elaboración conjunta de protocolos específicos para cada sector, los horarios escalonados en coordinación con el sector privado, la normatividad para el comercio informal, la coordinación con los organismos empresariales, sindicatos y OSC y la elaboración de diversas guías para que la población pueda sortear los diversos escenarios de la vida en comunidad.

“Los retos que le quedan al sector productivo en la capital serán las implicaciones para adecuar los espacios de trabajo (aspecto central a considerar en los apoyos gubernamentales para la reactivación de la actividad económica), el uso del transporte público, además de las medidas para el distanciamiento social y gradual conforme más personas regresen a sus actividades”, recalcó el boletín.

Con este plan, consideró Coparmex Ciudad de México, el gobierno y los sectores productivos “dejan claro que hay gran necesidad de reactivar la actividad económica, pero de ninguna manera eso estará por encima del reto que implica garantizar la salud plena de los capitalinos”.

[email protected]