El sector comercio, servicios y turismo de México prevé un panorama optimista durante las vacaciones de verano, con la derrama económica de 56,000 millones de pesos, en los principales destinos turísticos del país.

Si bien la pandemia por el Covid-19 sigue presente y algunas entidades han retrocedido en el semáforo epidemiológico, el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco- Servytur), José Manuel López Campos, proyectó que se alcanzaría el 61.5% de ocupación hotelera durante los días de vacaciones en julio y agosto.

Para alcanzar la meta y brindar confianza a los vacacionistas, se trabaja en la implementación de medidas sanitarias complementarias en los destinos turísticos, a fin de garantizar la salud de empleados y visitantes, anunció.

Refirió que en los destinos turísticos como la Rivera Maya en Quintana Roo y los de la región del Pacífico norte del país, en coordinación con el IMSS se aplicarían pruebas de detección rápida, a efecto de prevenir más que de curar, pues son los sitios de mayor afluencia en los periodos vacacionales.

“Posteriormente esta estrategia se replicará gradualmente en todo el país, a fin de atender a todos los segmentos de turismo y que puedan seguir laborando de manera más segura”, abundó López Campos.

El turismo, destacó, es una actividad importante para la generación de empleo y crecimiento económico en el país, por ello se requiere que autoridades y empresarios coadyuven en la búsqueda de lograr su reactivación en menos tiempo con la aplicación de protocolos sanitarios, la certificación de los establecimientos, así como del reconocimiento internacional de sitios y atractivos para los visitantes.

Durante este periodo vacacional se prevé una oferta de casi 821,000 asientos de avión programados en rutas de Europa a México, de los cuales Aeroméxico representa 117,168 asientos en sus operaciones entre países europeos y el nuestro, de acuerdo con información de la Official Airline Guide (OAG).

“De Estados Unidos a México hay una oferta de 3 millones 574,000 asientos de avión para este verano, con un crecimiento del 204.1 por ciento respecto al 2020, según la OAG”, expresó.

El dirigente empresarial planteó que se dejen de clasificar a las empresas como esenciales o no esenciales, y pasen a ser seguras o no en el cuidado de la salud, sin importar el color del semáforo epidemiológico, pues quien cumpla con todas las normas o protocolos pueda seguir laborando y no cerrar en caso de cambio del color del semáforo, porque la economía ya no pueda detenerse.

Consideró que no se debe parar la planta productiva, ni cerrar los establecimientos, sino actuar de manera responsable, aplicar medidas preventivas y apegarse estrictamente a los protocolos sanitarios.

rrg