Durante el abril del 2019 los ingresos totales de las empresas de comercio al por menor registraron un crecimiento de 2.2% en su comparación anual. Al interior del comercio minorista el rubro de las ventas exclusivas por internet y catálogos fue el que más creció, seguido por otros productos como joyas, calzado y transportes.

Pese al avance registrado este abril, la generación económica del comercio minorista en México sigue una tendencia de estancamiento. Desde los 12 meses recientes los ingresos en este sector crecen por debajo del 3.4% anual, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Mensual sobre Empresas Comerciales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En su comparación inmediata, los ingresos del comercio al por menor incrementaron 0.7 por ciento. Esta cifra significó una recuperación después de que el mes previo se cayera 0.2% la generación económica de este sector.

Comercio electrónico y por catálogo crece a doble dígito

En contraparte, los ingresos de la compra y venta de artículos exclusivamente por internet, catálogos impresos o métodos similares continúan con crecimientos mucho más pronunciados que el comercio general de mercancías.

En abril el comercio electrónico registró un aumento de 41.6% de sus ingresos en comparación anual. Durante los 12 meses más recientes se ha registrado un crecimiento promedio de 53.9% en la generación económica de este sector.

En terreno positivo

Los ingresos en algunos subsectores incrementaron de manera importante durante el cuarto mes del 2019. La comercialización de artículos de perfumería y joyería encabezaron la lista, con un aumento de 16.0% de sus ingresos, de acuerdo con las cifras del Inegi.

Otros rubros que presentaron números positivos fueron la comercialización de motocicletas (14.2%), zapatos (9.1%), autopartes y refacciones automotrices (8.3%), artículos usados (7.3%), las ventas en tiendas departamentales (6.8%), combustibles y lubricantes (5.8%), las ventas en tiendas de autoservicio (5.2%), artículos para el cuidado de la salud (4.5%), bebidas y tabaco (3.3%), ropa y accesorios (1.8%), artículos de entretenimiento (1.7%), muebles y electrodomésticos (1.5%) y abarrotes y alimentos (1.3 por ciento).

En terreno negativo

En contraparte, algunas empresas del comercio minorista experimentaron un mal mes en términos de sus ingresos. La caída más pronunciada se presentó en el rubro del comercio de libros, revistas y periódicos, en comparación anual sus ingresos cayeron 8.7 por ciento.

También se presentaron caídas en los ingresos de las empresas que comercializan artículos de ferretería, tlapalería y vidrios (5.2%), mobiliario y equipo de cómputo, teléfonos y otros equipos de comunicación (3.3%) y automóviles y camionetas (2.7 por ciento).