Aunque hay incertidumbre, el comercio de México con Estados Unidos no va a parar, porque el mercado es Estados Unidos , afirmó Eduardo García Lecuona, presidente de Intercam, institución financiera especializada en atención de empresas exportadoras y en el negocio de divisas.

En entrevista, el banquero reconoció que con el discurso de proteccionismo comercial del nuevo presidente estadounidense hay nerviosismo entre algunos inversionistas, pero esto no les detiene. Sí ha cambiado el humor de los inversionistas que tenían la claridad de seguir invirtiendo en México , reconoció.

No obstante, aclaró que hasta este momento sólo se ha hablado de una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), más no de que vaya a pararse el comercio bilateral. El mismo Trump no ha hablado de parar el comercio, el comercio no va a parar (...) a lo mejor nuestra competitividad va a cambiar (pero) seguimos estando al lado, los canales de distribución ya están abiertos .

Consideró que los empresarios mexicanos exportadores sí hacen un esfuerzo por diversificar sus mercados (idea que calificó como un buen discurso político), pero el mercado es Estados Unidos .

Y aunque se diera una renegociación (o salida) del TLCAN, no tendría impacto inmediato, pues se trataría de un proceso largo.

Primero Estados Unidos tiene que completar su gabinete y lo tiene que ratificar el Congreso. Una vez que pase eso, tiene que hacer un equipo de negociación y se tiene que preparar para ésta. Ahorita no saben lo que van a negociar y eso va a tomar tiempo. Yo creo que México no debe apresurarse a subir al ring .

Empresas importadoras,?de las afectadas

Eduardo García Lecuona añadió que los impactos de la volatilidad, hasta ahora, han sido distintos para las distintas empresas que Intercam atiende.

Por ejemplo, dijo, la mayoría de las firmas automotrices no han cambiado sus planes, dado que son proyecciones mundiales y a largo plazo. Yo no he visto alguna que diga: ya no voy a hacer, ya no voy a crecer, ya no voy a invertir.

En cuanto a los efectos por el tipo de cambio, refirió que a algunas empresas exportadoras les ha ido bien; pero a otras como las importadoras de bienes de consumo, pues esas sí están un poco más tristes porque se pusieron muy caras las cosas. Hay distintos impactos en distintas industrias y dependiendo de la empresa. Algo que está interesante, por ejemplo, es que en el sector energía se siguen viendo inversiones .

Respecto a su negocio de intercambio de divisas, el presidente de la empresa aseguró que en este nicho les ha ido muy bien, pues lo importante es que el tipo de cambio se mueva, sea para arriba o para abajo.

Cuando hay volatilidad del tipo de cambio, a donde se mueva, pero que se mueva , enfatizó.

García Lecuona consideró que, dadas las circunstancias, el crecimiento del crédito por parte de la banca sí mostrará un freno, pero no por falta de oferta de las instituciones, sino porque hay cierto grupo de inversionistas que se van a esperar a que haya más claridad.

[email protected]