La Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) trabaja en una nueva resolución para la consolidación de áreas, en la que una solución técnica podría ser la convivencia de dos o más números de identificación de región, conocidos como claves de larga distancia, en una misma Área de Servicio Local (ASL), con el objetivo de evitar que los usuarios de una ASL consolidada tengan que cambiar su número nacional de un día para otro.

No obstante, para dicha opción se analizan las implicaciones como, por ejemplo: la marcación local de 10 dígitos, debido a que actualmente las llamadas locales son de ochos dígitos en la ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, y de siete dígitos en el resto del país.

José Luis Peralta, comisionado del órgano regulador, dijo: El tema de las Áreas de Servicio Local sigue siendo uno de los proyectos importantes que abordaremos durante este año .

En el 2008 la Cofetel realizó una consulta pública respecto de una resolución para la migración hacia una marcación uniforme de 10 dígitos y con ello eliminar los prefijos 01 para larga distancia; sin embargo, el proyecto no prosperó.

El Comisionado explicó que se busca que las soluciones técnicas para realizar esa consolidación ordenada minimicen las afectaciones a los usuarios, por lo que ya se tienen pláticas con los concesionarios con respecto a las modificaciones que tendrán que realizar a sus redes y su factibilidad.

Actualmente están suspendidos los efectos de la resolución de consolidación de áreas de la Cofetel debido a las impugnaciones de Telmex; no obstante, la Cofetel en ejercicio de sus facultades puede seguir regulando.

De acuerdo con el Comisionado: Estamos planteando dejar sin efectos la resolución de lineamientos del 2006 y, con fundamento en la ley y en las propias Reglas de Servicio Local, establecer una nueva configuración de Áreas de Servicio Local .

La resolución inicial de la Cofetel tenía como objetivo consolidar 70 áreas en tres bloques, lo cual beneficiaría a 913 poblaciones con 2.7 millones de líneas fijas y 6.2 millones de líneas móviles, además de representar un beneficio económico para los usuarios de 48 millones de dólares al mes, al dejar de pagar larga distancia en sus llamadas.

No obstante, Telmex impugnó en los tribunales dicha resolución tras argumentar que las áreas a consolidar estaban orientadas a beneficiar a sus competidores.

Por lo que una vez que Telmex obtuvo la suspensión definitiva en contra del proceso de consolidación el cobro de llamadas que podrían ser como locales siguen cobradas como de larga distancia.

cjescalona@eleconomista.com.mx