Pekín.- China impuso una amplia reestructuración a Ant Group de Jack Ma, el conglomerado de tecnología financiera, cuya oferta pública inicial récord de 37,000 millones de dólares fue frustrada por los reguladores en noviembre, lo que subraya la determinación de Pekín de controlar a sus gigantes de Internet.

La revisión, en la que se está trabajando desde hace varios meses, incluye la transformación de Ant en un holding financiero, una medida que se espera que limite su rentabilidad y valoración mediante la reducción de algunos de sus negocios no regulados.

La noticia se conoce dos días después de que Alibaba Group Holding Ltd, de la que Ant es una filial, recibió una sanción antimonopolio récord de 2,750 millones de dólares, en un momento en que China refuerza los controles sobre la floreciente "economía de plataformas".

La revisión, dirigida por el banco central de China, somete a Ant a una supervisión regulatoria y a unos requisitos de capital más estrictos, y le obliga a cortar los vínculos entre su popularísima aplicación de pagos Alipay y sus otros negocios, lo que se consideraba una gran ventaja debido a la gran cantidad de información de clientes de Alipay.

"Esta reestructuración divide en la práctica Ant en varios negocios independientes para impedir que Alipay sea una súper aplicación capaz de controlar el día a día de los chinos", dijo el analista de Lightstream Research Oshadhi Kumarasiri, que publica en la plataforma Smartkamra.

"Creemos que limitará las perspectivas de crecimiento de Ant y también abrirá el mercado a la competencia", añadió.

Ant, con sede en la ciudad oriental de Hangzhou, se posicionó como una firma tecnológica en 2018 cuando recaudó 14,000 millones de dólares con una valoración de unos 150,000 millones de dólares, en el mayor levantamiento de fondos del mundo. Su precio de salida a bolsa previsto, disparó su capitalización a unos 315,000 millones de dólares.

Fuentes dijeron a Reuters el mes pasado que algunos inversores globales valoraban a Ant en más de 200,000 millones de dólares basándose en su rendimiento en 2020, una estimación más sobria tras el archivo de su oferta de acciones y las expectativas de la reestructuración forzada.

Las acciones del gigante del comercio electrónico Alibaba, que cotizan en Nueva York, subieron un 8% tras el anuncio del lunes, tras una ganancia similar de sus acciones en Hong Kong a primera hora del día, porque los inversores celebraban el fin de la incertidumbre para Alibaba tras la multa antimonopolio.

Ant, que comenzó como el brazo de pagos de Alibaba, se asienta sobre una enorme cantidad de datos de los consumidores. Se trata de la columna vertebral de las plataformas de Internet de China, con empresas que ofrecen productos financieros, desde préstamos al consumo hasta productos de inversión, a través de los teléfonos inteligentes.

Alipay tiene más de 730 millones de usuarios mensuales en China y gestiona más transacciones al año que Mastercard o Visa.

El Banco Popular de China dijo que, en el marco de un "plan de reestructuración exhaustivo y viable", Ant cortaría la vinculación "inadecuada" con Alipay, con el negocio de tarjetas de crédito virtuales Jiebei y la unidad de préstamos al consumo Huabei.

El banco central también pidió a Ant que rompa su "monopolio de la información y cumpla estrictamente los requisitos de la regulación del negocio de la información crediticia".