Empresas chinas avanzan a toda velocidad en el creciente mercado ferroviario de pasajeros en México (que incluye retomar el tren México-Querétaro y dos trenes suburbanos: Monterrey y Guanajuato), al mismo tiempo que el mayor gestor de fondos a nivel mundial, BlackRock, acumula dos fracasos.

En menos de un año, CRRC Zhuzhou Locomotive se adjudicó dos contratos millonarios (el segundo el pasado viernes) y China Communications Construction Company forma parte del consorcio que obtuvo la construcción del primer tramo del Tren Maya (cuya licitación para vender el material rodante también es del interés de las paraestatales chinas).

Durante diciembre del 2019, el gobierno de Nuevo León adjudicó a CRRC Zhuzhou Locomotive la compra de 26 trenes para el Sistema de Transporte Colectivo Metrorrey, lo que representará su primera exportación a México. Los primeros debían llegar en febrero del 2021, aunque la firma asegura que llegarán dos meses antes.

“Con este contrato a un costo mucho menor hoy estamos adquiriendo 26 vagones con una tasa de interés muy por debajo de la que se había contratado anteriormente y con condiciones mejores para este gobierno y para el nuevo”, dijo en su momento el gobernador Jaime Rodríguez. Hace tres semanas, en un comunicado, CRRC informó que a pesar de la pandemia del Covid-19 tardaron solamente diez meses en realizar el diseño, la fabricación y las pruebas de los trenes (su diseño exterior se basa en la máscara de un luchador profesional), con lo que se demuestra a México “la velocidad china”.  Respecto a la infraestructura del Tren Maya, por lo menos cuatro empresas asiáticas han participado en las licitaciones bajo la modalidad de obra pública y solamente una con éxito: China Communications Construction Company, que se unió con Mota Engil México y Eyasa, entre otras. Actualmente están en marcha dos concursos de obra pública relacionados con el tramo 5.

El interés de BlackRock

El presidente de BlackRock, Larry Fink, ha manifestado en diversas ocasiones su interés de invertir en México, al que considera un país atractivo. Sin embargo, aún no logra éxitos en el tema ferroviario. En el sector de infraestructura, BlackRock presentó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) una propuesta no solicitada para rehabilitar la carretera Tulum-Cancún, misma que retomó el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) para desarrollar el tramo 5 del Tren Maya bajo una licitación internacional bajo la modalidad de Asociación Público Privada.

Para participar, integró un consorcio con las constructoras mexicanas Pinfra y Prodemex, que además fue el único postor. Finalmente, el pasado ocho de septiembre el Fonatur refirió que la oferta económica presentada no fue solvente y la declaró desierta.

Y el viernes pasado, BlackRock sumó un nuevo revés en la licitación para rehabilitar el Metro de la Ciudad de México, al formar parte (con su filial Brownfield SPV IV) en el consorcio liderado por CAF, el cual no pudo competir con la oferta económica de CRRC.

El Metro de la CDMX

El viernes pasado, luego de tres horas. El Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, declaró al consorcio integrado por CRRC Zhuzhou Locomotive y CRRC (Hong Kong) como los ganadores de la licitación de un contrato de prestación de servicios por 19 años para la modernización integral de trenes, sistema de control y vías de la Línea 1.

Su oferta económica fue de 32,219.6 millones de pesos por la suma de los pagos netos mensuales por servicios prestados. La tarifa anual de servicios por tren nuevo (TATN) que aceptó la dependencia fue de 64.2 millones de pesos.

En la recta final de la licitación, de carácter internacional, compitió con el consorcio que lideró Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), que entregó una propuesta de 46,657.5 millones de pesos para realizar dichas tareas y una TATN de 92.2 millones de pesos.

Ambos grupos acreditaron la parte técnica y en la parte económica, CAF presentó una carta para manifestar que no estaba en condiciones de bajar su monto.

Año redondo para China en México

• El 12 de diciembre del 2019, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, dio a conocer la firma de un contrato por 1,386 millones de pesos con CRRC Zhuzhou Locomotive para comprar 26 trenes que se usarán en el sistema Metrorrey.

• El 23 de abril del 2020, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) asignó al consorcio de Mota Engil México, China Communications Construction Company, Eyasa, Gavil y Grupo Cosh la construcción del tramo 1 del Tren Maya por 15,538 millones de pesos.

• El 27 de noviembre del 2020, el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro adjudicó a CRRC Zhuzhou Locomotive un contrato de prestación de servicios por 19 años para la modernización integral de la Línea 1 por 32,219.6 millones de pesos.

¿Qué incluye el contrato del Metro?

• Contrato de prestación de servicios a largo plazo para la modernización integral de trenes, sistema de control y vías de la Línea 1 por 19 años

• El Proyecto tiene como objetivo lograr un intervalo de operación entre trenes de la Línea 1 menor o igual a 100 segundos.

• Puesta a disposición del Sistema de Transporte Colectivo (STC) los 30 Trenes Nuevos.

• La Línea 1 del Metro está constituida por 20 estaciones, con una longitud de 18.828 km.

• La Línea proporciona servicio a 727,768 usuarios diariamente, el 14.79% de la captación total en la red del Metro.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx