Después de haber tenido una crisis en sus finanzas durante el 2009, Cementos mexicanos (Cemex), confía en una recuperación del mercado global y en sus finanzas que incrementará su rentabilidad, Juan Pablo San Agustin, VP de Planeación Estratégica y Desarrollo de Negocios de la firma dijo que para este año proyectan un flujo operativo consolidado de hasta 3,100 millones de dólares, lo que equivaldría a un crecimiento de 17.3% sobre el del año pasado.

Así, la empresa estima un periodo de crecimiento en su rentabilidad derivado de una mayor demanda de cemento en algunos de sus principales mercados, para el periodo que abarca hasta el 2017 en Estados Unidos y Canadá prevé una tasa de crecimiento anual en la demanda de cemento de 9.3%, en Asia Central de 5.2%, en India de 7.9%, para la región centro y sur de Latinoamérica 3.4% y para México 4.2%. En Europa ve todavía una debilidad en la demanda, pues proyecta que la tasa anual de crecimiento será de 2.5 por ciento.

En el marco del Cemex Day en Nueva York ocurrieron las declaraciones, evento en el cual no se pudo contar con la presencia de su CEO Lorenzo Zambrano debido al mal tiempo.

Bajo estas condiciones, la firma señala que para el 2016 podría alcanzar un flujo operativo, también llamado EBITDA (por sus siglas en inglés) de hasta 4,700 millones de dólares, y es que durante los años 2009 y 2019 la firma vio caer su rentabilidad, pues su flujo operativo cayó hasta los 2,300 millones de dólares, en contraste con los 4,600 millones de dólares que alcanzó dos años antes.

Por regiones, la cementera mexicana estima que sus dos mercados más importantes, México y Estados Unidos contribuirán con 55% de su flujo operativo, desglosado es 30% y 25% respectivamente.

Agregó que como parte de su estrategia también está el crecer su portafolio de marcas impulsando la demanda en otros materiales de construcción en los sectores de infraestrutura, construcción comercial e industrial y residencial.

ERP