La Cámara Nacional de Industriales de la leche (Canilec), lleva a cabo su décimo sexto Congreso del sector lácteo, donde del 7 al 10 de septiembre debatirán el impacto de los tratados comerciales que se están llevando a cabo con Estados Unidos (TLCAN) y la Unión Europea (TLCUEM).

Nos encontramos en un momento histórico en el que se están negociando las reglas que regirán o que tendrán una gran influencia en este sector en el futuro inmediato , expresó el presidente de la Canilec, Miguel Ángel García Paredes.

En relación al TLCAN, que en días pasados finalizó la segunda ronda de negociación, y que se realizó en la Ciudad de México, García Paredes apuntó que sus demandas continúan en las normas que rigen el acceso a los mercados, derribar los obstáculos técnicos al comercio, y las medidas sanitarias y fitosanitarios para comenzar el comercio de leche cruda.

Respecto a las posibilidades de que la industria lechera se convierta en moneda de cambio ante el interés que ha puesto Estados Unidos en la industria automotriz, el emblemático productor de leche de la región de La Laguna, Ramón Iriarte expresó que sí lo ve como una moneda de cambio puede ser, pero el sector lechero desgraciadamente podría tener un crecimiento mayor y ser autosuficiente, pero las políticas y las importaciones no han permitido que se desarrolle .

En el marco del Congreso los industriales le entregaron a Iriarte la presea Canilec.

En relación al TLCUEM, se espera que en esta edición del Congreso el sector defina la pauta a seguir en el ingreso a más mercados que demanda Europa en materia de productos lácteos, además de revisar el tema de indicaciones geográficas que tienen relación directa con eme uso de determinados nombres en los alimentos.

abr