Cada película es una empresa, se requiere realizar un casting para seleccionar a los mejores miembros, saber liderar correctamente y motivar a las personas, dijo James Cameron, director y guionista, durante su participación en la edición digital de World Business Forum México 2020 (WOBI).

“Cada película es una startups” precisó y se requiere tener al mejor equipo y la mejor idea.

Para vender una idea, primero hay que saber a quién y por qué. “Hay que elegir a la persona con mucho cuidado”, porque el discurso que se elija sólo va a ser exitoso si se hace una buena elección, ya sea un empresario, un Venture Capital o un líder.

Uno de sus mejores discursos fue cuando vendió la idea de Titanic a 20th Century. El día de la reunión llegó con un libro y la imagen del Titanic hundiéndose: “le dije ‘Romeo y Julieta están ahí’, dije eso porque esa persona tenía un antecedente de películas e historia, y funcionó”.

Hay que saber con quién hablamos para dibujarle una visión, “ponerle jugo”, pero siempre hay que tener un plan B, para las demás personas que están en la junta, precisó el también creador de Terminator, Aliens, y Avatar.

Cómo liderar y gestionar equipos

James Cameron mencionó que cada película es una startup y que al haber sido parte de varias, se ha vuelto bueno en la gestión de equipos, lo complicado llego al día 60, cuando la película está retrasada y el presupuesto se está terminando. En ese momento de duda, ansiedad y presión es cuando se necesita liderazgo.

“Se le llama la actitud ganadora, pero realmente se trata de una actitud de recordarle a la gente porque estaban tan emocionados cuando empezaron y porque están ahí, porqué se enamoraron. Hay que constantemente alinearlos, recordarles por qué era una buena idea”. 

Cómo escoger al equipo correcto

Elegir al mejor equipo es fundamental, pues “si te equivocas vas a fracasar o a tener una gran dificultad para lograr el éxito”. 

James Cameron recomienda dedicar tiempo y energía a las entrevistas y buscar sentido del humor y conexión con el candidato, sobre todo que en la conversación haya retroalimentación, que el candidato no sólo diga lo que quieres oír, o que se note que sus respuestas están planeadas para quedar bien.

Esto aplica para cualquier puesto, ya sea un colaborador, gerente  o director de una organización.

Busca que el candidato sea propositivo, porque puede ser un buen candidato, tener un buen curriculum vitae y dar respuestas preparadas; sin embargo, puede haber otro candidato que no tenga el mejor CV, pero que te diga que con su experiencia podría cambiar o proponer nuevas cosas para la empresa.

Esa es la filosofía que ha aplicado James Cameron en sus casting y lo cual lo ha llevado a que sus equipos de trabajo sean unidos y sus películas un éxito.

kg