En un plazo de cinco años, la meta que busca Pemex alcanzar en su empresa subsidiaria Pemex Fertilizantes es convertir a una empresa que le costó 475 millones de dólares, más un crédito de 255 millones de dólares, en un negocio de al menos 1,500 millones de dólares, en el primer año, y de 2,000 millones, en el mediano plazo.

La ruta seguida por la empresa es la siguiente, a la compra de Agronitrogenados por medio de PMI, en enero del 2014, se le suma la adquisición de la planta de Fertinal, a Grupo Fertinal, en enero del 2016, ambas van a procesar el amoniaco que se fabricaría en Cosoleacaque y Camargo.

La primer empresa Agronitrogenados fue adquirida por PMI por 475 millones de dólares y en la segunda se hizo una operación crediticia por medio de Nafin y Bancomext. Cabe destacar que hasta ahora Pemex no ha pagado estos recursos; de hecho, la operación se cerró por medio de la banca de desarrollo.

Este crédito se consiguió bajo condiciones sui géneris, de acuerdo con los documentos presentados en el Consejo de Administración, durante los primeros tres años de operación de la compañía, sólo se van a pagar los intereses del préstamo, nada a capital.

De acuerdo con la información a la que se tuvo acceso, el crédito para la compra de Fertinal incluye 100 millones de dólares de cada banco, más una capitalización que tuvo que hacer Banco Azteca de un adeudo que sostenía con la antigua empresa propietaria y que según estaría sobre los 400 millones de dólares; al final, Banco Azteca se quedó como parte del sindicato de bancos por un crédito de 55 millones de dólares, más el porcentaje que le correspondería por ser socio de la empresa, aunque ése ya es un tema que se trabajaría entre los accionistas Fabio Covarrubias y Ricardo Salinas Pliego.

Otra de las ganancias que se obtienen con este proceso es el costo de la deuda que se tiene con la empresa y es que Fertinal pasa de tener una tasa en dólares de 16% a una de 4%, de acuerdo con los documentos del Consejo de Administración. Sólo por la diferencia en las tasas, las ganancias en el primer año de operación de la empresa sumarán 58 millones de dólares.

Cabe destacar que el valor máximo alcanzado en el mercado internacional por Fertinal fue de 3,800 millones de dólares, que fueron ofrecidos en el año 2008 por la empresa Mosaic. En ese momento, el mercado de fertilizantes estaba al alza, luego de que el gobierno de Estados Unidos permitió el uso de maíz para la producción de biocombustibles, específicamente etanol.

De acuerdo con los documentos a los que se tuvo acceso, la decisión del Consejo de Administración de Pemex (CAPemex) se acompañó de los análisis hechos por las otras dos entidades: Nafin y Bancomext, quienes analizaron la compra de Fertinal y prestaron el dinero para ello.

Una de las razones que más influyó en la compra de las dos plantas de urea la de Agronitrogenados y Fertinal fue la tendencia creciente del margen de ganancia que se puede obtener en la producción de urea. En el 2006, era de 100 dólares por tonelad; en el 2008 cuando Mosaic intentó comprar a la empresa era de 350 dólares y la oferta presentada fue por 3,800 millones de dólares.

La expectativa en el mercado, en ese momento, era que la empresa podría llegar a un valor mucho más alto al menos otros 1,000 millones de dólares- y no fue así por la crisis inmobiliaria iniciada el lunes negro, el 15 de septiembre del 2008.

Entre el 2008 y el 2010, este margen mantuvo su caída, provocada por la crisis de Lehman Brothers, y se estacionó sobre los 160 dólares, que es tres veces más que el margen que se tenía en el año 2000, para reiniciar el alza, de esta manera, en el 2012, ya se encontraba en los 250 dólares por tonelada. Actualmente, el margen en la urea es de 150 dólares ,aproximadamente, y va de nuevo hacia arriba.